UNIRED                                                         Las Siete 7 Trompeta                                                

 

 

¿POR QUÉ CONTINÚA LA CONFUSIÓN RESPECTO A LAS SIETE TROMPETAS?

 

Septima Trompeta (11:15-19)

Ahora llegamos al tercer ay el cual corresponde a la última trompeta. El seis está muy cerca del siete, pero no lo alcanza. Los juicios mundiales se terminan en el seis, pero para cuando el siete queda cumplido, todos los reinos mundiales pasan a poder de Cristo. El número seis es el número del mundo cuando éste es dado al juicio. Es la mitad de doce, el número de las tribus de Israel y también de los apóstoles, así como tres y medio es mitad de siete, el número de la plenitud divina.

Los expositores que afirman que la Iglesia continúa a través de la mayor parte del Apocalipsis, conectan esta última trompeta con la que Pablo menciona en 1 Tesalonicenses 4:16 y 1 Corintios 15:51, 52. De esa manera, se dice, el rapto de la Iglesia coincide con el retorno de Cristo, ocurrido en este momento. Pero Donaid G. Barnhouse ha refutado con toda habilidad esta interpretación.

El doctor _ _ _ _ _ _ es muy conocido por sus meditaciones profundamente espirituales. . . y ahora ha escrito un libro tratando de interpretar el Apocalipsis. Desafortunadamente, su interpretación gira en torno a la teoría de que el rapto de la Iglesia tendrá lugar a la mitad de la septuagésima semana de Daniel, y no al principio de ella. El ha explicado, por supuesto, la falacia de la teoría post-tribulacionista, pero creemos que comete un gran error y que su libro pierde casi todo su valor por el hecho de colocar el rapto en el capítulo 10 del Apocalipsis y no al principio del capítulo 4. Su error se hace mayor cuando trata de hacer que la trompeta de 1 Corintios 15:52 concuerde con la séptima trompeta de la serie apocalíptica. Pregunta: "¿Qué quiere decir 'última trompeta'? 'Ultima' puede significar una de estas dos cosas: última en relación con el tiempo, o última en secuencia." Sin embargo, el doctor _ _ _ _ _ _ no se ha dado cuenta de que "última" puede significar una tercera cosa, es decir, última en cualquier serie. Tanto Malaquías como Apocalipsis son "últimos" en la Biblia. Deuteronomio también es último e igualmente el evangelio de Juan. De manera que, así como puede haber muchos "últimos" libros (el significado debe ser interpretado de acuerdo con el contexto), así también la trompeta final para reunir a la Iglesia y la última de las siete trompetas de los juicios son dos cosas completamente diferentes.

La bestia había subido del abismo para perpetrar su obra mortal y ahora Cristo desciende del cielo para asumir su gran poder como el bendito y único Potentado. ¡Qué escena tan dramática la que se nos presenta dentro del panorama de Dios para el futuro y los acontecimientos finales!

En cuanto al ángel que toca la séptima trompeta, algunos escritores opinan que se trata de Gabriel, cuyo nombre está compuesto de Él ("Dios") y Geber ("hombre fuerte") y quien precisamente anunció a María el advenimiento del poderoso Dios-hombre. Sería muy apropiado que este arcángel anunciara también el triunfo final del Cristo de Dios.

Las grandes voces en el cielo están en contraste con el silencio en el cielo de 8:1. Resuenan abundantes alabanzas de triunfo por el establecimiento de la soberanía del cielo sobre la tierra en forma visible, la cual cuando se ha ejercido en forma invisible, siempre ha sido rechazada por los gobernantes de la tierra hasta este momento. Es la expectación anticipada por el Reino (antes que su verdadero establecimiento) lo que motiva el regocijo celestial en este pasaje.

Esta séptima trompeta se asemeja al séptimo sello en el sentido de que no se anuncia ningún juicio inmediato. No se registra ninguna cosa como resultado inmediato del toque de la trompeta. Simplemente se nos da un resumen de las fases finales, que nos lleva al portal de la nueva creación. El establecimiento del reino universal se da como un hecho, como puede apreciarse en las palabras de 11:15: "Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo."

Y por supuesto, esta es la lección cumbre del Apocalipsis. La absoluta soberanía de Cristo es la segura y gloriosa consecuencia del conflicto de toda una era. El Señor no quiso compartir con Satanás el gobierno del mundo y ahora está a punto de ejercer sus derechos soberanos y reinar como emperador mundial. La tierra está por entrar a sus últimos dolores de agonía y pronto llegará el amanecer del milenio sobre ella, con Cristo como Rey de todos. ¡Su benéfico gobierno producirá un feliz contraste con los sistemas de gobierno pasados y presentes! Un reino universal cubrirá todo el globo, teniendo a Cristo como único Monarca.

Una perspectiva tan sublime como ésta demanda la adoración de parte de los ancianos. Una actitud de profunda adoración es su respuesta a las jubilosas voces celestiales. Sigue una doxología en la cual los veinticuatro ancianos glorifican a Dios y a Cristo por haberse unido para tomar el reino. Walter Scott llama la atención al hecho de que hay siete doxologías en el curso de estas visiones apocalípticas, de las cuales ésta es una. Son introducidas solamente en ocasiones de profundo interés: 5:12-14; 7:12; 11:15; 12:10-12; 14:2, 3; 15:2-4;19:1-3.

La ira del cielo será tan fuerte como lo ha sido la de la tierra. Se observa un temible progreso en estas palabras, porque la desatada furia de las naciones será aplastada por el enojo divino. Observe la diferencia que hay en los tiempos de los verbos: las naciones se airaron, mientras que la ira de Dios ha venido. ¡Cuan insignificante es la impotente ira del hombre puesta aquí frente a frente con la ira de Dios! (Vea Éxodo 15:9-16; 2 Reyes 19:26, 28; Salmos 2 y 99:1, pasajes en los que se hacen alusión a esta doble ira.)

El "juicio" al cual se hace referencia en 11:18 es el juicio de los incrédulos. Ahora se nos lleva hasta la conclusión del reino, con el gran trono blanco. Entre los muchos juicios, estos cuatro deben destacarse:

El juicio de la tierra durante todo el curso de su historia (Hechos 17:31).

El juicio de los creyentes en la "bema" (1 Corintios 3:12-15).

El juicio de las naciones al principio del reinado de Cristo (Mateo 25:32).

El juicio de los muertos impíos al final del reinado de Cristo (Apocalipsis 20:11, 12).

Se otorgarán recompensas a todos los santos de Dios que las merezcan. En el reino habrá una variedad de grados y posiciones de honor. Si bien habrá reposo y gloria para todos los santos, se otorgarán coronas especiales únicamente a aquellos que las hubieren ganado. Los creyentes fieles de todas épocas de la historia de la Iglesia serán generosamente recompensados.

La retribución aguarda a todos los destructores. Satanás, la bestia. El falso profeta y todos aquellos que los hayan seguido, deberán recibir la recompensa que merecen sus iniquidades (Daniel 7:14-18; Lucas 19:27; Apocalipsis 16:5-7). Les llegará la destrucción a todos los destructores. Es aquí donde podremos entender muchos de los salmos imprecatorios.

"El templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo" (11:19). Este "templo" es una señal de que Dios estará haciendo suyos la causa y los intereses de Israel y que será en el cielo donde estará ocupado con su pueblo, que para entonces estará en la tierra. El arca de su pacto es un símbolo de la presencia de Jehová entre su pueblo terrenal y su fidelidad inmutable hacia ellos. Dios se acordará de su pacto con Israel.

Es interesante observar las siete grandes "aperturas" que hay en Apocalipsis:

1. Una puerta es abierta en el cielo (4:1).

2. Los sellos son abiertos (6:1-9).

3. El abismo es abierto (9:2).

4. El templo de Dios es abierto (11:19).

5. El tabernáculo del testimonio es abierto (15:5).

6. El cielo es abierto (19:11).

7. Los libros son abiertos (20:12).

Los juicios de las trompetas concluyen con una acción de juicio sobre toda la tierra. Aquí es donde aparece la tormenta de ira divina que se ha originado en el cielo. Por la combinación de elementos destructivos se indica juicios cortos, severos y decisivos. Las fuerzas naturales son desencadenadas por su Creador para aplicar su justa ira sobre todos los que insisten en resistirse a su mensaje. Dios opera ahora en terrible poder y majestad. A través de la séptima trompeta aprendemos que las advertencias de Dios son perfectas y completas, para que el hombre no tenga ninguna excusa cuando la condenación final e irreversible caiga sobre él.

 

 

 

 

Resumen de Actualidad Mundo 2020 - 31 Unired Propósito Comunidad-Videos-Estudios Tiempos y Señales

UNIRED 

 

DONAR

CONTRIBUYA A LA DIFUSIÓN DIGITAL DEL EVANGELIO

Si le ha gustado el contenido de nuestra red

digital puede contribuir a la difusión del

evangelio con una donación. Su dinero será

destinado a la propagación del evangelio de Jesucristo.

 

Unired Presentación        Términos de Uso                Política de Privacidad          Contribuye      DonaciónContact Us

© 1999–2022 Toda la correspondencia y preguntas deben ser enviadas a info@uniredbusiness.com

  PO Box 160518  Altamonte Springs FL 32716 United States

© UNIRED 21  - Florida, Estados Unidos. UNIRED EVANGELIZACIÓN DIGITAL  

 

 

 

 

 



© TTWS