MINISTERIO TIEMPOS Y SEÑALES 

  

   APÓYENOS CON SU DONACIÓN APOYENOS CON SU DONACIÓN   

 

MINISTERIO TIEMPOS Y SEÑALES

 

  

Go to www.addthis.com/dashboard to customize your tools -->

Go to www.addthis.com/dashboard to customize your tools -->

 MINISTERIO TIEMPOS Y SEÑALES 

Auspiciado por Paola Oñate  Desde Colombia S.A

Foto Cortesía: Paola Oñate

 

 

APOYEMOS NUESTRAS FAMILIAS EN NUESTRA COMUNIDAD

Foto Comunidad de Niños en Haití

Nuestras comunidades locales e incluso las comunidades fuera de nuestros países regionales se encuentran en un callejón sin salida en cuanto a alimentos, medicinas, ropa, gastos para sus hijos y otras necesidades básicas. Cuando damos, hacemos la diferencia para ayudar y darle a alguien un momento feliz. Contamos con su generosidad. Países como Venezuela, Colombia, México, Puerto Rico, Haití y muchos son nuestra prioridad inmediata. Gracias por la colaboración en nuestro propósito.

 

 

 

 

Mensaje Para El Dia De Hoy

 

Haga Click Para Leer Toda La Biblia

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

 

Mensaje Para El Dia De Hoy

 

 

 

 

Paola Oñate:Paciencia

En Santiago 1:2-4 leemos:

Santiago 1:2-4

“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.”

Para ser perfecto y completo, necesitamos la obra perfecta de la paciencia. Por lo cual, hoy me gustaría, que viéramos más de cerca a la paciencia y su importancia.

1. Paciencia: ¿Porqué la necesitamos?

Para empezar, iremos a Hebreos 12:1-2 donde leemos:

Hebreos 12:1-2
“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.”

Hay una carrera que deberíamos de correr, y correrla CON PACIENCIA, puestos los ojos en Jesús, quien también sufrió pacientemente la cruz por el gozo que había después de ella. En verdad, piensa en la paciencia de Cristo. Nunca le hizo daño a nadie.

De lo contrario, sanó al enfermo, resucitó al muerto, hizo la voluntad de Dios en toda su grandeza. Sin nada más, con los milagros que hizo nulificó todas las excusas de sus perseguidores. Aun así, fue perseguido y torturado más que nadie más, hasta el punto de ser crucificado. ¿A caso tenía Cristo razones para estar enojado y querer abandonar la misión porque la gente que él sirvió se comportó con Él tan terriblemente? Bueno, incluso si las hubiera tenido, no lo hizo. Sino que PERMANECIÓ. Permaneces cuando consideras que el objetivo que quieres lograr vale mucho más que el dolor por el que te hace pasar. Eso es lo que Jesús hizo. Soportó el dolor y la humillación, poniendo sus ojos en lo que seguiría, en nuestra salvación, lo que ese dolor pondría a nuestra disposición. Él es nuestro brillante ejemplo de paciencia y es en Él en él que debemos poner nuestros ojos, corriendo nuestra carrera con su paciencia como ejemplo. Como Pablo dijo en 1 de Corintios 9:24-25:


1 de Corintios 9:24-25
 

“¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.”

La recompensa de nuestra carrera no es una corona corruptible en un cuerpo corruptible dada por una mano corruptible. Sino que, es una corona INCORRIPTIBLE en un cuerpo espiritual INCORRUPTIBLE, dada por una MANO INCORRUPTIBLE: la mano de JESUCRISTO. Y en Hebreos 12 continúa:

Hebreos 12:3

“Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.”
Y Hebreos 10:35-36

“No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa. Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.”

Nuestra paciencia y confianza tienen una gran recompensa. Jesucristo regresará con coronas, con recompensas para aquellos de nosotros que hemos permanecido y no retrocedimos. Algunas veces somos así como descarados, frescos. Creemos que nuestro hogar permanente es aquí y que aquí vamos a estar para siempre. Sin embargo, nuestra verdadera ciudadanía está en el cielo (Filipenses 3:20). Somos llamados por Dios para conocerle a Él y a Su Hijo, el Señor Jesucristo, por la excelencia del conocimiento y lo demás lo tengo por basura (Filipenses 3:8). Él es el autor y consumador de nuestra salvación (Hebreos 12:2). Nuestro hogar está en los cielos, nuestro hogar real y permanente (2 de Corintios 5:1). Esa es la realidad, tan real como el premio que ahora no vemos, exactamente como el atleta que no ve su propio premio sino que permanece y se prepara para adquirirlo.

2. Paciencia pasiva y paciencia luchadora

Puesto que hablamos de paciencia, me gustaría poner en claro de qué tipo de paciencia estamos hablando. Lo digo porque hay dos tipos: la pasiva y la luchadora. La pasiva solo consume el tiempo, esperando pasivamente el final. Como por ejemplo la paciencia de los prisioneros, los cautivos y en general aquellos que han sido capturados en una situación que aceptan pasivamente.
Lo contrario a la paciencia pasiva es la paciencia luchadora, la que posee aquel cuyo objetivo es la victoria, prevalece en todas las penurias y heridas que una batalla implica.

Puede que salga herido, pero prevalece en todo por su misión. Yo creo que es de esta paciencia de la que Dios habla en Su Palabra. Dios no nos pide que tengamos paciencia desesperanzada, sin propósito. Como leemos en Hebreos 12:1-2: “y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe”. Somos pacientes, CORRIENDO (acción), una carrera y PONIENDO los ojos (acción) en alguien: EL SEÑOR JESUCRISTO; EL AUTOR Y CONSUMADOR DE NUESTRA FE.

Dios no nos hizo prisioneros de guerra, ni soldados que marchan de vez en cuando y luego vuelven a sus campos. Sino que nos hizo marines espirituales en toda guerra “contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Efesios 6:12). No desfilamos en un terreno amistoso, sino que peleamos en una guerra real en el territorio del enemigo. No andamos por ahí solo presumiendo nuestras armas solo para decir que las tenemos, sino que hay que USARLAS en todo su poder. Por supuesto, de cualquier manera, puede que suframos penurias y heridas. Pero, ¿y qué? ¿A caso les tendremos miedo? ¿A caso permitiremos que el enemigo nos mantenga en prisión bajo la amenaza de sus consecuencias. En lo que a Dios le concierne:
 

2 de Timoteo 2:3

“Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.”

El buen soldado sufre penalidades. Por causa de su misión, presto y listo a sacrificarlo todo. Por supuesto que tiene la mente de su Comandante:
Filipenses 2:5-11

“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.”

El buen soldado tiene la mente de su comandante. Es obediente, hasta el punto de llegar a morir si fuera necesario. Se puso a sí mismo a disposición de su Señor y aunque puede que enfrente dificultades, las soporta, poniendo sus ojos en Él. Por otro lado, está el soldado que tiene miedo a los sufrimientos. En sus perspectivas se vuelve trémulo y prefiere hundirse en la prisión. El carcelero que ruge como león (1 de Pedro 5:8) lo aterroriza. Lo ha engañado para hacerle creer que tiene poder sobre él, y de ese modo esconder la verdad que “Mayor es el que está en ti que el que está en el mundo” (1 de Juan 4:4). Puede ser que este soldado también entienda la verdad. Puede que rompa sus cadenas, las fortalezas y los pensamientos de la mente (2 de Corintios 10:4) que lo mantienen cautivo en la falsa seguridad de la prisión y salir a la batalla, como buen soldado, sin temor y pacientemente. Aunque ya no con paciencia pasiva, sino con paciencia LUCHADORA.

3. Otros ejemplos de paciencia

3.1 El ejemplo del labrador y la semilla

Aparte del ejemplo de Jesús, vienen más ejemplos de paciencia en Santiago 5. Ahí, empezando en el verso 7 leemos:

Santiago 5:7-8

“Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía. Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.”

¿A caso el labrador ve el fruto por el cual trabaja? NO. Sin embargo, lo espera. Soporta toda la dura labor y costoso trabajo, para que así su granja pueda producir tanto fruto como sea posible. Diríamos que el fruto de su granja corresponde perfectamente con su paciencia. Imagínate a un granjero descuidado que no hace lo necesario para su granja. Ahora compáralo con uno que a pesar del calor del verano y el frío del invierno, cuida de su granja haciendo todas esas duras labores que el primero hace a un lado. ¿Porqué lo hace? Porque su objetivo es algo que no ve de inmediato, pero para lo cual permanece: el fruto. Esa granja es la que va a producir mucho fruto, y ese es el ejemplo que se nos da, el del buen y paciente granjero. Como el Señor dijo en la parábola del sembrador:

Lucas 8:11-15

“Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios. Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan. La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto. Más la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.”

La Palabra de Dios ha sido sembrada en nuestros corazones. Como el granjero no ve el fruto de su granja sino que persevera por el, para que, como buenos granjeros, mantengamos la semilla de la Palabra en nuestro corazón CON PACIENCIA. En la parábola, la semilla siempre era la misma. Sin embargo, solo un granjero fue PACIENTE. Mantuvo la semilla en su granja (corazón) y por consiguiente llevó mucho fruto, incluso al ciento por uno (Mateo 13:39). Y lo más importante, llevó fruto que permanece para siempre, en el cielo.

a. El caso de Job

Otro ejemplo que se da en Santiago 5 es el ejemplo de Job. Así que en el verso 11 leemos:

Santiago 5:11

“He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo.”

La historia completa de Job se puede leer en el libro correspondiente. El diablo lo probó severamente. De hecho, todo lo que el hombre considera como bendiciones le fue quitado. Sus hijos fueron asesinados. Su propiedad se perdió. Él mismo estaba muy enfermo y su propia esposa lo trató con desdén diciéndole que maldijera a Dios y se muriera. Y como si eso no fuera suficiente, tenía tres amigos que aunque venían a consolarlo, trataron de convencerlo de que era su culpa todo lo que le había pasado. La Biblia nos dice que Job, aún así, fue paciente. Como se puede ver al final de su libro, a pesar de toda la adversidad, Job pasó la prueba de su fe exitosamente.


Siguiendo este ejemplo, nuestra fe no debería de depender de las cosas que tenemos o en la satisfacción de las cosas que no tenemos. Una fe así, es condicional. De lo contrario, deberíamos hacer al Señor responsable de cada parte de nuestras vidas. Para Él, ¡estamos “COMPLETOS EN ÉL” AHORA (Colosenses 2:10)! ¿Cuál es tu problema? ¿Tu salud, tu soledad, tal o cual cosa? Para Dios estas “COMPLETO EN ÉL (Cristo)” AHORA. Antes de que te de cualquier otra bendición, Él te ha declarado COMPLETO, porque has creído en Su Hijo.
Para muchas iglesias, las bendiciones que uno tiene es cuestión de la fe de uno mismo. Así que cuando algo se pierde, como la salud o la propiedad, nos parece complicado ayudarle. Nos volvemos como los amigos de Job que en lugar de consolarlo lo condenaron. Por supuesto que es legal el ser bendecido en todas las cosas.

 Pero nuestra plenitud no depende de cuántas bendiciones materiales tengamos. “No quitará el bien a los que andan en integridad” (Salmo 84:11) dice la Palabra, y Él “las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder” (2 de Pedro 1:3). Al final, restauró lo que Job había perdido (Job 42:10). Imagina su alegría cuando se curó, cuando recuperó su propiedad al doble, sus hijos etc. Imagina la alegría de Cristo cuando nos vio confesándole como Señor. Cristo sufrió la cruz, Job lo perdió todo, pero ninguno perdió su paciencia, la cual por consiguiente dio buen fruto.

b. El ejemplo de los profetas

Otro ejemplo en la epístola de Santiago es el ejemplo de los profetas. Así que en el verso 10 leemos:

Santiago 5:10

“Hermanos míos, tomad como ejemplo de aflicción y de paciencia a los profetas que hablaron en nombre del Señor.”

Algunas veces creemos que los profetas y en general la gente de Dios de la que leemos en la Biblia son superhombres. Que ellos pudieron hacer tanto, pero nosotros……… Sin embargo, la verdad es diferente. ¿Quién de los profetas del Antiguo Testamento era hijo de Dios, así como tú lo eres? (Gálatas 4:1-7). ¿Quién de ellos fue nacido de nuevo de Su semilla incorruptible (1 de Pedro 1:23)? ¿A caso Pablo o Pedro o cualquier otro hombre del Nuevo Testamento tiene más de lo que tú tienes? El espíritu santo que Dios les dio, también te lo dio a ti. La promesa de aún cosas más grandes que las que Cristo hizo no fue solo hecha a algunos superhombres de la época, sino A TODO AQUEL QUE CREE EN JESUCRISTO:

Juan 14:12

“De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.”

Volviendo a nuestro tema, los profetas son un ejemplo muy vivo de paciencia y sufrimiento. Piensa en Jeremías. Isaías, Elías y en los otros, que en lugar de relajarse, escogieron sufrir, pelear, soportar. En vez de gobernarse a sí mismos, se hicieron un vaso en la mano de su Señor. Pero también en el Nuevo Testamento, piensa en Pablo por ejemplo. Como dice de sí mismo:

2 de Timoteo 3:10

Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia, persecuciones, padecimientos, como los que me sobrevinieron en Antioquía, en Iconio, en Listra; persecuciones que he sufrido, y de todas me ha librado el Señor.

También 2 de Corintios 6:4

“antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia”

Hay una batalla espiritual que implica sufrimiento y necesitamos paciencia para pelearla. En cuanto a Pablo concierne, dijo hacia el final de su ministerio:

2 de Timoteo 4:7-8

“He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.”

Cristo también dijo, hablándole a Dios:

Juan 17:4

“Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese”

Cristo, Pablo, los profetas no eran masoquistas a los que les gustaba sufrir. Eran GUERREROS, MARINES ESPIRITUALES, que estaban listos para sufrir y a hacer lo que fuera necesario para el cumplimiento du se misión, para la obra del Ministerio. Aquel entonces eran Pablo y los otros, hoy somos nosotros, los que peleamos la misma batalla BAJO EL MISMO JEFE: EL SEÑOR JESUCRISTO. Caminemos como ellos. Peleemos la buena batalla y terminemos la carrera. No es una carrera fácil, pero ciertamente es la mejor carrera que podemos correr y con el mejor final: El Señor Jesucristo esperando para honrar nuestra paciencia con la corona de justicia, exactamente como hará con muchos más, que a través de los siglos escogieron pelear la misma batalla, negándose a sí mismos y poniéndose bajo el mandato de su SEÑOR.

c. Paciencia: ¿Cómo se produce?

Habiendo visto qué tan importante es la paciencia, concluiremos echándole un vistazo a cómo se produce.

En Romanos 5:3-5 leemos:

“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.”

Y Santiago 1:2-4

“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.”

¿Quién esperaría que lo que tanto necesitamos para hacer la voluntad de Dios, para dar fruto y correr la carrera, o sea, paciencia, es el resultado de tribulaciones y pruebas? Es por esa razón que probablemente ambos pasajes anteriores nos dicen ¡que nos gloriemos en las tribulaciones y que nos alegremos en las tentaciones! Porque si permanecemos fieles, eso producirá paciencia, lo que por consiguiente ¡producirá prueba, esperanza, buena obra! Si por lo cual sufrimos “de acuerdo a la voluntad de Dios, sometamos nuestras almas a Él” – “el Dios de la paciencia y el consuelo” (Romanos 15:5) – “como a un fiel creador” (1 de Pedro 4:19).

Sometámonos a Él y permitámosle que haga con nosotros LO QUE QUIERA. “Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado” (2 de Timoteo 2:4) dice la Palabra de Dios, y somos soldados de Jesucristo. Pongamos todos nuestros afanes, todos “los negocios de la vida”, en Dios. “Hagamos a un lado toda carga, y el pecado que tan fácilmente nos atrapa y corramos con paciencia la carrera que esta puesta frente a nosotros, poniendo los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe”.

 

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Paola Oñate:Estudios sobre el amor

Ilustración Biblia Todo

 

Una de las palabras que frecuentemente encontramos en la Biblia es la palabra “amor”. Dada la importancia que le da la Palabra de Dios a esta palabra dedicaremos este y el próximo tema para examinarla más detalladamente.

Amor: Qué es?

Antes de poder hablar sobre el amor, tenemos que asegurarnos de que entendemos lo que es. Por tal motivo, tenemos que estudiar la Palabra de Dios para ver cómo define esta palabra. Y es eso exactamente lo que ahora vamos a hacer empezando en Gálatas 5.

1. Amor: un producto de la nueva naturaleza.

Gálatas 5 es un capítulo que compara muy ampliamente la vieja naturaleza (llamada carne en Gálatas 5), y la nueva naturaleza (llamada “espíritu” en el mismo capítulo) y el conflicto que hay entre ellas. Ahora, en cuanto a los términos “vieja naturaleza” y “nueva naturaleza”, se emplean para describir el estado de un hombre antes y después de creer, respectivamente. Antes de que alguien se convierta en cristiano, esto es, antes de que confiese con su boca al Señor Jesús y crea en su corazón que Dios le levantó de los muertos (Romanos 10:9), es descrito como “muerto en delitos y pecados” (Efesios 2:1). Cualquier obra que haga una persona no-salva, ante Dios, es considerado muerto en pecados y delitos. Puede que parezca amable o que haga obras de caridad, que haga demostraciones por la paz, por lo animales, por el medio ambiente; pero desde el punto de vista de Dios esta muerto en pecados y delitos, está arruinado, es alguien “ajeno de la vida de Dios” (Efesios 4:18) exactamente como Adán era después de la caída. Algunos de los términos que la Biblia usa para describir a este hombre de naturaleza arruinada son: “viejo hombre” (Efesio 4:22), Colosenses 3:9), “carne” (Gálatas 5:13-26, Romanos 8:1-13), “hombre natural” (1 de Corintios 2:14), “cuerpo de muerte” (Romanos 7:24). El término “vieja naturaleza” será usado a lo largo de este estudio.


Afortunadamente, esta naturaleza arruinada no es la única posibilidad para el hombre. El hombre no esta condenado eternamente a permanecer muerto en sus pecados y delitos. Esta situación puede cambiar al confesar con la boca al Señor Jesús y creyendo con el corazón que Dios lo levantó de los muertos. Como en Romanos 10:9 dice:
Romanos 10:9
“que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, SERÁS SALVO.”


Cuando alguien confiesa con la boca al Señor Jesús y cree con el corazón que Dios le levantó de los muertos, es nacido de nuevo y como resultado recibe la nueva naturaleza. Desde el punto de vista de Dios, esa persona ya no está muerta en sus pecados y delitos, sino que es salva (Romanos 10:9), santa y justa ante Él (Romanos 3:21-28, 1 de Corintios 1:30), tiene al espíritu santo el cual también puede operar (1 de Corintios 12:8-10) y se convierte en hijo de Dios (Gálatas 3:26); solo por mencionar algunas de las cosas que uno obtiene como resultado del nuevo nacimiento. Todas esas cosas que el hombre tiene debido al nuevo nacimiento constituyen la nueva naturaleza, o usando la terminología de la Biblia, “el nuevo hombre” (Efesios 4:24), o “espíritu” (Gálatas 5:5-25). Sin embargo, el hecho de que después de que uno cree recibe la nueva naturaleza no quiere decir que la naturaleza vieja desaparezca automáticamente, sino que después del nuevo nacimiento, un hijo de Dios tiene ambas naturalezas, la nueva y la vieja y el hecho de que las dos sean opuestas una de la otra crea conflicto entre ellas. Como en Gálatas 5:16-17 dice:
Gálatas 5:16-17
“Digo, pues: Andad en (en griego: por, mediante) el Espíritu, [la nueva naturaleza] y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.”


La vieja naturaleza o la carne esta en contra de la nueva naturaleza o el espíritu. Para vencer en este conflicto lo que se necesita no es tratar de arreglar la naturaleza vieja, sino caminar directamente con la nueva naturaleza. Como el pasaje dice: “Andad mediante el espíritu Y [COMO RESULTADO] no satisfagáis los deseos de la carne”. La forma de no satisfacer los deseos de la carne no es guardando una lista de qué hacer y qué no, sino caminando por la nueva naturaleza, esto es, poniéndonos y utilizando todas las cosas que la Palabra de Dios dice que somos y que podemos hacer. Al hacerlo, las obras de la carne, la vieja naturaleza, serán eliminadas.
El resultado de caminar por la nueva naturaleza, por el espíritu, viene en Gálatas 5:19-23 junto con los resultados del andar mediante las obras de la vieja naturaleza, la carne:
Gálatas 5:19-23
“Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.”


La primera categoría de actos o actitudes son obras de la carne, esto es, obras que son la manifestación de la vieja naturaleza. En cambio, la segunda categoría consiste en “los frutos del espíritu”, esto es, el producto de andar por el espíritu, mediante la nueva naturaleza. Repetimos, este producto no viene de arreglar la naturaleza vieja, sino caminando con la naturaleza nueva, esto es, poniéndonos y utilizando todas las cosas que la Palabra de Dios dice que somos y que podemos hacer. Como podemos ver en el pasaje anterior, el amor pertenece al fruto de la naturaleza nueva. Por lo tanto, amor no es una cualidad que se encuentra en el viejo hombre, puesto que es fruto del NUEVO hombre, la nueva naturaleza. Con la nueva naturaleza obtuvimos la capacidad de amar, tener gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe mansedumbre, templanza. Al ponernos esta nueva naturaleza, todo esto se produce como fruto en nuestras vidas. El amor, como se define en la Biblia, es producto de la nueva naturaleza y no se puede producir sino solamente por aquellos que tienen esa naturaleza (esto es, la gente que ha confesado con su boca al Señor Jesús y que Dios lo levantó de los muertos), Y también caminando en ella.

2. 1 de Corintios 13:4-7: amor es.....

Habiendo aclarado que el amor es un resultado de nuestro andar en la nueva naturaleza, iremos a 1 de Corintios 13:4-8 a examinar algunas de las cosas que el amor es y algunas que no.
1 de Corintios 13:4-7
“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.”
A continuación trataremos de examinar más a profundidad cada una de las cosas que el amor es y las que no, buscando un entendimiento más preciso de ellas.

i) El amor todo lo sufre

La frase “todo lo sufre” es el verbo en griego “makrothumeo” que se compone de dos palabras “makros” que significa “largo” y “thumos” que quiere decir “enojo”, “ira”. En otras palabras, “makrothumeo” significa tardarse en enojarse y su opuesto es “tener mal genio”. “Makrothumeo” tiene mas el significado de ser paciente con la gente que el de ser paciente con las situaciones. Mas adelante veremos otra palabra griega que se usa en el mismo pasaje de 1 de Corintios. Por lo cual, el amor no se enoja con la gente rápidamente, no tiene mal genio, sino que permanece paciente.

ii) El amor es benigno

Algo mas que caracteriza al amor es que es benigno. La palabra griega para “benigno” es el verbo “chresteuomai” que se usa solamente en el Nuevo Testamento. Sin embargo, se usa pocas veces, en otras dos formas. Una es el adjetivo “chrestos” y la otra el sustantivo “chrestotes”. “Chrestos” significa “bueno, gentil, benevolente, benigno; activamente caritativo a pesar de la ingratitud”. Consecuentemente “chresteuomai” significa mostrarse a sí mismo “chrestos”, esto es, ser gentil, amable, a pesar de ser confrontado con ingratitud.

iii) El amor no tiene envidia

La palabra “envidia” usada en este pasaje es el verbo en griego “zeloo”. El sustantivo correspondiente es “zelos”. Zeloo y zelos se usan tanto en el buen como en el mal sentido de la palabra. En el buen sentido se usan con el significado de celo, fervor, pasión. Entonces, en el ejemplo de 1 de Corintios 14:1 somos llamados a perseguir amar, y desear [zeloo] las cosas del espíritu. Sin embargo, zelos y zeloo se utilizan mayormente en el mal sentido de la palabra. En ese sentido, zelos significa envidia, celos. Santiago 3:14-16 pone en claro los resultados de la fuente de celos:
Santiago 3:14-16
“Pero si ustedes tienen envidias amargas [zelos] y rivalidades en el corazón, dejen de presumir y de faltar a la verdad. Esa no es la sabiduría que desciende del cielo, sino que es terrenal, puramente humana y diabólica. Porque donde hay envidias [zelos] y rivalidades, también hay confusión y toda clase de acciones malvadas.”
La fuente de los celos y envidias es la carne, la vieja naturaleza (ver también Gálatas 5:20). Cuando hay celos, te alegras cuando yo sufro y tu sufres cuando yo estoy contento, precisamente lo contrario a lo que la Palabra de Dios ordena (1 de Corintios 12:26). En cambio, y puesto que el amor no tiene envidia, cuando tu amas, estas contento cuando yo estoy contento y sufres cuando yo estoy sufriendo.

iv) El amor no es jactancioso

La palabra traducida como “jactancioso” es el verbo en griego “perpereuomai” que significa “demostrarse a sí mismo como fanfarrón y bravucón”. Es ese tipo de comportamiento que dice constantemente “Yo hice, Yo tengo, Yo soy....etc.” La palabra “Yo” es usada frecuentemente por ese tipo de personas. Decimos: “Yo hice esto para el Señor...”, “Yo he orado mucho”, “Hoy me la pasé estudiando tanto la Biblia”, Yo sé eso y aquello de la Palabra” dando a entender que valen más que tú porque probablemente tu no has hecho “tanto”. Sin embargo, cuando en verdad amamos, no nos “alzamos” porque reconocemos que no hay nada que nos haga ser diferentes de un hermano o hermana del cuerpo. 1 de Corintios 4:7 dice:
1 de Corintios 4:7
“Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?”
Todo lo que tenemos nos ha sido dado por el Señor. Nosotros no lo logramos por nosotros mismos. Es por eso que no tenemos derecho de jactarnos en nada ni nadie mas que en el Señor. Como en 1 de Corintios 1:31
1 de Corintios 1:31
“EL QUE SE GLORIA GLORÍESE EN EL SEÑOR”
Entonces, ¿nos gloriaremos en nuestras habilidades, valor o incluso devoción? No, si amamos. Porque si amamos, nos gloriaremos en el Señor y solamente en Él.

v) El amor no se envanece

Otra cosa que el amor no hace es envanecerse. La palabra griega para “envanecerse” es el verbo “fusioo” que literalmente significa “inflarse, hincharse”. En el Nuevo Testamento se usa 7 veces, 6 de las cuales vienen en la epístola de los Corintios. En todos los casos se usa metafóricamente con el significado de orgullo. Un uso característico de esta palabra viene en 1 de Corintios 8:1 que dice:
1 de Corintios 8:1-3
“En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece [fusioo], pero el amor edifica. Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo. Pero si alguno ama a Dios, es conocido por él.”

El conocimiento mental envanece. No estudiamos la Biblia solo para adquirir conocimiento mental sino para conocer a Dios, quien se revela a sí mismo en ella. Como en 1 de Juan 4:8 dice: “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.”. Sin amor no vamos a conocer a Dios, aunque estemos llenos de conocimiento mental, pero si no está acompañado de amor entonces el resultado es envanecerse, precisamente lo contrario a lo que el amor es.

vi) El amor o hace nada indebido

Otra cosa que el amor no hace es comportarse “indebidamente”. La palabra “indebidamente” es el verbo en griego “aschemoneo” que significa “comportarse de forma indecorosa, vacío de conducta propia, actuar con deformidad moral”. Entonces por ejemplo en Romanos 1:27 el homosexualismo es llamado “aschemosune” (el producto de “aschemoneo”). Por lo cual, el amor no se comporta inmoralmente o de forma indecorosa y cuando tal comportamiento se observa no viene mas que del viejo hombre.

vii) El amor no busca lo suyo

Otra cosa que el amor no hace es buscar lo suyo. La frase “lo suyo” es el adjetivo en griego “eautou” cuyo significado es “sí mismo”. Hay algunos lugares en la Biblia que nos instruyen a no buscar lo nuestro. Romanos 15:1-3 que dice:
Romanos 15:1-3
“Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos. Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno, para edificación. Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo[eautou]; antes bien, como está escrito: Los vituperios de los que te vituperaban, cayeron sobre mí.”
También 1 de Corintios 10:23-24

“Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica. Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.”
Cuando andamos en amor no buscamos agradarnos a nosotros mismos, haciéndonos el centro de nuestras actividades (individualismo). De lo contrario, sirviendo a Dios en amor buscamos agradar, bendecir a los otros. Eso fue lo que Jesucristo hizo. Sirvió a Dios en amor y no buscó agradarse a sí mismo. Es por eso que también fue a las cruz. Como en Filipenses 2:7-11 dice:
Filipenses 2:7-11
“sino [Jesús] que se despojó a sí mismo [eautou] [en griego: vacío de sí mismo], tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose OBEDIENTE hasta la muerte, y muerte de cruz. POR LO CUAL [como resultado], Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.”

Por el amor que tuvo por nosotros, Jesús se despojó de sí mismo y fue a la cruz por nuestra causa. Pero, ¿fue algo que se hizo en vano o algo que terminó en nuestra perdida personal? NO. De lo contrario, porque lo hizo, Dios lo EXALTÓ. De igual modo, cuando amamos, damos a nuestros intereses personales el segundo lugar y a los hermanos y hermanas en el cuerpo de Cristo el primero. El resultado no es nuestra perdida personal sino muchísimos premios aquí y en el cielo. Como Cristo dijo en Juan 12:25-26:
Juan 12:25-26
“El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.”
También en Marcos 10:29-30
“Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna.”

¿Cuántas inversiones conoces que retribuyan “cien veces mas ahora en este tiempo”? Aparte de dejar de buscar lo nuestro primero y buscar a Dios y a los otros hermanos y hermanas en el cuerpo, yo no conozco ninguna. Concluyendo: ya sea que nos convirtamos en individualistas y lo perdemos todo o amamos y en vez de ver primero por nosotros vemos primero por Dios y los otros hermanos y hermanas en el cuerpo. En este caso, se nos retribuirá “cien veces mas” mas honores de Dios mismo.

viii) El amor no se irrita

La palabra traducida como “irrita” es el verbo en griego “paroxuno” que literalmente significa “afilarse frotando con algo, incitar, exasperarse” El sustantivo correspondiente es la palabra “paroxusmos” de la cual el inglés deriva la palabra “paroxysm”. Evidentemente, provocación y enojo no pueden coexistir de ninguna manera con el amor honesto, ya que son lo opuesto uno del otro.

ix) El amor no guarda rencor

La palabra “guarda” es el verbo en griego “logizomai” que debería mas propiamente traducirse como “calcular”, “considerar”. Usando esta traducción, esta parte se leería así: “el amor no guarda rencor, no registra las fallas” esto es, el amor rápida y permanentemente olvida lo malo que le hayan hecho. Algunas veces la gente del mundo planea por años cómo vengarse de alguien que les hizo daño. Sin embargo, cuando caminamos por la nueva naturaleza, cuando caminamos en amor, entonces no guardamos el registro de las fallas que nos hayan hecho sino que las olvidamos.

x) El amor no se goza de la injusticia más de goza de la verdad

La palabra “injusticia” en griego es la palabra “adikia” que es usada 25 veces en el Nuevo Testamento y es traducida (KJV) como injusticia 16 veces, iniquidad 6, error 1, injusto 2. Significa “lo que no se conforma a derecho, lo que no debe de ser; lo cual no debe de ser por verdad revelada; por consiguiente error, injusticia.” Todo lo que está en contra de la verdad es injusticia. Y puesto que sabemos en Juan 17:17 que la verdad es la Palabra de Dios, cualquier cosa que este en su contra es “adikia”, injusticia. Así que, de acuerdo al pasaje, el amor se regocija con la verdad, la Palabra de Dios, y no con lo que está en contra suya, lo cual es injusticia.

xi) El amor todo lo sufre

La palabra “sufre” es el verbo en griego “stego”. Un uso característico de esta palabra esta en 1 de Corintios 9:12 donde leemos que Pablo y su compañía, a pesar de sus grandes responsabilidades, prefirió no usar su derecho de “vivir del evangelio” sino “sufrir [stego] todas las cosas no sea que [Pablo y su compañía] obstaculicen el evangelio de Cristo”. Sufrieron todas las cosas por causa del evangelio de Cristo y lo hicieron por amor, porque el amor sufre, soporta, todas las cosas.

xii) El amor todo lo cree

La palabra “cree” es el verbo en griego “pisteuo” que aparece 246 veces en el Nuevo Testamento y se traduce (KJV) casi siempre (238 veces) como “creer”. Bíblicamente hablando, creer significa creer lo que la Palabra de Dios escrita y correctamente dividida dice y lo que Dios dice a través de las manifestaciones del espíritu. Por lo tanto, el amor cree todas las cosas que Dios dice tanto en su Palabra escrita, correctamente divida y a través de las manifestaciones del espíritu.

xiii) El amor todo lo espera

Otra cosa que la Palabra de Dios dice sobre el amor es que todo lo espera. De nuevo la palabra “todo” tiene que tomarse dentro del contexto mas general de la Palabra de Dios. Se refiere a creer y esperar todas las cosas que la Palabra dice. Por lo cual, el amor espera todo lo que ha sido definido por Dios como futuras realidades.

xiv) El amor todo lo soporta

Finalmente aprendemos que el amor “todo lo soporta”. La palabra “soporta” es el verbo en griego “hupomeno”. Su significado es similar al de “makrothumeo” (sufrir mucho) que examinamos previamente. Su diferencia es que “mientras hupomeno se refiere a la respuesta de uno mismo hacia las circunstancias, denotando perseverancia al enfrentar dificultades, makrothumeo se refiere a la respuesta de uno mismo hacia la gente, que denota el soportar pacientemente las fallas y aún las provocaciones de otros sin vengarse o responder”. Por lo cual, el amor aparte de ser muy paciente con la gente (makrothumeo) es paciente también con las circunstancias (hupomeno). Espera pacientemente sin caer en dificultades.

3. Conclusión

Concluyendo esta parte, vimos que el amor es el producto de andar por la nueva naturaleza, esto es, se produce cuando nos ponemos y utilizamos todas las cosas que la Palabra de Dios dice que somos y podemos hacer. También examinamos en detalle las cosas que dice 1 de Corintios 13:4-7 sobre el amor. En el próximo artículo seguiremos viendo mas cosas sobre este mismo tema.

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Alabanza Diaria

NO TENGO MIEDO SEGUIR - VERONICA LEAL

El Calibrador De Las Busetas

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Paola Oñate: "Ausente del cuerpo, presentes con el Señor

 

"Ausente del cuerpo, presentes con el Señor

Hay algunos pasajes que siendo considerados como controversiales requieren particular atención y análisis.

Este análisis empezará de este tema en 2 Corintios 5:6-8 y continuará en los próximos temas también.

Empezando de 2 de Corintios 5:6-8 leemos: 2 Corintios 5:6-8

“Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor

(porque por fe andamos, no por vista); pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor”

Para mucha gente lo que la frase “estar ausente del cuerpo y estar presente con el Señor” significa, es que cuando uno muere

está inmediatamente con El Señor. Sin embargo, una cuidadosa lectura demuestra que esto no es lo que el pasaje dice. Lo que

dice es que “MÁS QUISIÉRAMOS ESTAR AUSENTES DEL CUERPO, Y PRESENTES CON EL SEÑOR.” La frase “más

quisiéramos” nos enseña que el pasaje declara una voluntad, un deseo, el cual no es un deseo de morir sino un deseo de “estar

ausentes del cuerpo y presentes con el Señor”. Así que una entera y clara imagen de lo que esta frase significa será posible solo

después de un análisis de su contexto, lo podemos desde el principio excluir es que podría significar que cuando uno muere está

inmediatamente con el Señor, porque si así fuera, habría una fuerte contradicción con 1 de Tesalonicenses 4:15-17 que dice:
1 Tesalonicenses 4:15-17

“Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no

precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá

del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados

juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así [es decir de esta manera, la resurrección los cristianos muertos y el

cambio del cuerpo de los vivos] estaremos siempre con el Señor.”
Si en 2 Corintios 5:6-8 Dios dijera que cuando uno muere está inmediatamente con el Señor, entonces ¿Cómo en 1 Tesalonicenses 4:17 el

mismo Dios dice que “Y ASÍ (es decir mediante la resurrección, y el cambio de los cuerpos) siempre estaremos con el Señor”? obviamente

ya sea que la Palabra de Dios está equivocada, lo cual es imposible, o la interpretación que usualmente se da de 2 Corintios 5:6-8 está equivocada.

Como lo veremos estudiando el contexto más adelante. Así que empezando de 2 Corintios 4:13 – como quince versos antes – leemos:

Así que empezando de 2 Corintios 4:13 – como quince versos antes – leemos:2 Corintios 4:13-14


“Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también

hablamos, sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros.”
Lo que Pablo supo mediante revelación no fue que después de que uno muere continúa viviendo junto con los otros muertos. Más bien, lo que supo

y enseñó fue que: “el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros.” Pablo

esperó y aún espera la resurrección, ser presentado, estar junto, con aquellos creyentes Corintios. La última vez que los vio fue la última vez que

visitó Corintio, y la próxima vez que los verá será cuando ambos, él y ellos, sean resucitados para encontrarse juntamente con los creyentes vivos,

con el Señor en el aire. Por lo cual obviamente, el contexto de nuestro pasaje no es sobre muerte sino de su exacto opuesto: LA RESURRECCIÓN de

los muertos.

Pero vamos a continuar: 2 Corintios 4:18 – 5:4

“no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. Porque

asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido

por la vida.”

Cuando este pasaje habla de un “tabernáculo” y de una “casa” obviamente no significa una estructura física sin vida. No es posible “revestirse” con una casa

física, ni es posible que “lo mortal sea absorbido por la vida”. Por lo cual, cuando en el pasaje anterior se usan las palabras “casa” y “tabernáculo”, son usadas

con el significado de un cuerpo el cual como sabemos es la “casa” de nuestro ser. Eso también es afirmado por los versos controversiales 6-8 que siguen el pasaje

anterior y los cuales hablan de un CUERPO. Por lo tanto, como el pasaje anterior (y otros también -ver más abajo) nos dice, hay dos cuerpos. Uno es el cuerpo

terrenal o casa el cual deseamos sustituir con el otro que es un cuerpo celestial o casa. Como el pasaje dice, cuando seamos revestidos con nuestro cuerpo celestial

ENTONCES “lo mortal será absorbido por la vida”. El lector que cuidadosamente leyó el último tema puede recordar que 1 Corintios 15:35-58 dice exactamente

lo mismo.

Ahí empezando del verso 44 leemos:1 Corintios 15:44-54


“Hay cuerpo animal [alma], y hay cuerpo espiritual. Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante.

Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal [alma]; luego lo espiritual. El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo.

Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales. Y así como hemos traído la imagen del terrenal [lo terrenal, natural, cuerpo],

traeremos también la imagen del celestial [lo celestial, cuerpo espiritual]. Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la

corrupción hereda la incorrupción. He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos,

a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible

se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad,

entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.”  ¿Cuándo “sorbida es la muerte en victoria” (1 Corintios 15:54)? ¿Cuándo “lo mortal

será absorbido por la vida” (2 Corintios 5:4)? La respuesta de los dos pasajes es muy clara:

eso sucederá cuando “esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad”. Sucederá cuando esta casa “terrenal” (2 Corintios 5:1), sea sustituida con

la casa celestial (2 Corintios 5:2) o el cuerpo espiritual (1 Corintios 15:44), lo cual a su vez ocurrirá cuando el Señor regrese (1 Tesalonicenses 4:15-17). Como 1 de Corintios 15:52-54

nos dice, “ENTONCES [y solo entonces] se cumplirá la palabra que está esc…“sorbida es la muerte en victoria”.

De todo lo anterior, debe quedar claro que el contexto del pasaje “controversial” de 2 Corintios 5:6-8 no habla de

muerte como una esperanza sino un cambio de cuerpos, de lo terrenal a lo celestial, y de alma a lo espiritual, lo cual

como vimos sucederá el día de la venida del Señor.

Con esto en mente, vamos a volver a leer los versos 6-8:2 Corintios 5:6-8

“Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor

(porque por fe andamos, no por vista); pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor.”

Estando en este cuerpo estamos ausentes del Señor. ¿Por lo cual a caso queremos estar ausentes de este cuerpo terrenal? Por

supuesto que sí, porque “carne y sangre no puede heredar el reino de Dios; ni corrupción heredar incorrupción”. ¿Significa

que queremos morir? Por supuesto que no. ¿Dónde dice el pasaje algo así? En comparación, como 2 Corintios 5:4 pone en claro:

“no queremos estar desnudos SINO revestidos”. Por lo tanto, lo que verdaderamente debemos de desear no es morir (estar “desnudos”)

porque entonces aunque podamos estar ausentes del cuerpo terrenal también estaremos ausentes del Señor porque tampoco tendremos

el cuerpo celestial. Más bien, lo que debemos realmente desear es estar “revestidos” con nuestro cuerpo celestial, abandonando el presente

cuerpo terrenal. Solo entonces, cuando nuestro cuerpo terrenal haya sido sustituido por nuestro cuerpo celestial, estaremos presentes con el

Señor (2 Tesalonicenses 4:17). ¿Cuándo sucederá esto? 1 Corintios 15 fue muy claro: “en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la

final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se

haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.”

Amén

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Paola Oñate: El corazón

El corazón

La palabra “corazón” es una de las palabras usadas más frecuentemente en la Biblia. Viene 876 veces y se me ocurrió en echarle un vistazo a algunas de esas apariciones.

1. El árbol y el fruto

Para empezar, iremos a Mateo 12:33-35. Ahí Jesucristo dijo:  Mateo 12:33-35
“…porque por el fruto se conoce el árbol… Porque de la abundancia del corazón habla la boca. El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas.”
También Mateo 7:16-18 dice:


“Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.”
Un fruto siempre es el resultado del árbol que está detrás de él. No se puede producir ningún fruto sin árbol y ningún fruto puede ser diferente del árbol que lo produce. El Señor usa esta figura aquí para decirnos que lo que un hombre da es el resultado y la analogía directa del tesoro que tiene en el corazón. Un buen tesoro produce buen fruto, y un tesoro malo produce fruto malo. Como en Proverbios 4:23 dice:

 

Proverbios 4:23
 

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.”
Del corazón mana la vida, esto es, los resultados, el fruto que damos en nuestras vidas. El corazón y lo que hay dentro de él determinan los frutos que saldrán de él.

2. La Palabra y el fruto

Habiendo visto que el resultado que damos en nuestras vidas depende del tesoro mantenido en nuestros corazones, y asumiendo que todos queremos dar buen fruto, vamos a continuar para ver el buen tesoro apropiado para este fruto. Para verlos iremos a Proverbios 4:20. Ahí Dios, hablando como Padre, dice:
 

Proverbios 4:20-21
 

“Hijo mío, está atento a mis palabras; Inclina tu oído a mis razones. No se aparten de tus ojos; Guárdalas en medio de tu corazón”
Nuestro Padre nos llama a PONER ATENCIÓN A SUS PALABRAS A INCLINAR NUESTROS OÍDOS A SUS RAZONES. A MANTENERLAS EN MEDIO DE NUESTROS CORAZONES. Como vimos previamente, el tesoro que está en nuestros corazones determina el fruto que damos en nuestras vidas. Esto es válido para la Palabra de Dios también. También da fruto cuando se mantiene en nuestro corazón. El tipo de fruto que da, viene en el verso 21, donde leemos:

 

Proverbios 4:21-22
“No se aparten de tus ojos; Guárdalas en medio de tu corazón; Porque son vida a los que las hallan, Y medicina a todo su cuerpo.”
Las palabras de Dios mantenidas en el corazón son vida y salud. Como Jesús dijo en Mateo 4:4:

 

Mateo 4:4
“Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.”
Al hombre le es imposible vivir sin la Palabra de Dios. Y para dar buen fruto de la Palabra, tiene que guardarla en su corazón. Como Jesús de nuevo dijo, explicando la bien conocida parábola del sembrador.

 

Lucas 8:11-15
“Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios. Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan. La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto. Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.”
La Palabra de Dios escuchada y guardada con un corazón noble y bueno es lo que da buen fruto, vida abundante, exactamente como Dios desea que tengamos (Juan 10:10).

3. Dios mira el corazón y quiere el corazón

Es evidente que el Señor este interesado en el corazón, lo podemos ver en otras partes de Su Palabra, Entonces, en 1 de Samuel 16:7 leemos:
1 de Samuel 16:7
“porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.”
El Señor está interesado en el corazón. No le importa nuestra apariencia exterior, esto es, si aparentamos ser “buenos” y “puros”. Los fariseos eran así. Parecían ser puros por fuera, ¡pero por dentro eran hipócritas! Como Jesucristo característicamente les dijo:

 

Lucas 16:15
 

“Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones”
Dios conoce los corazones de todos nosotros, y como en 1 de Corintios 4:5 pone en claro, llegará el día cuando el Señor “el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.” Contrario al hombre que se preocupa por el exterior, a Dios le importa el interior, el corazón. Es por eso que en Proverbios 23:26 dice:

 

Proverbios 23:26
 

“Dame, hijo mío, tu corazón, Y miren tus ojos por mis caminos.”
Muchos están prestos a hacer muchas cosas en nombre de Dios . Pero lo que Él quiere es simplemente que le demos nuestro corazón. No quiere el fruto, nuestros actos, sino el árbol que produce ese fruto. Si ese árbol –nuestro corazón- está en Sus manos, entonces el fruto que se producirá será bueno porque vendrá de un corazón que le ha sido dado a Él y que es dirigido POR ÉL.

4. “Con todo nuestro corazón”

Con todo lo anterior, debería de quedar claro que Dios está interesado en nuestro corazón. Sin embargo, como veremos, no está interesado solamente en él, sino que lo quiere en su totalidad. Empezando de Mateo 22:35-38 leemos:
Mateo 22:35-38
“Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo: Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.”
También Deuteronomio 10:12
“Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma”
Deuteronomio 4:29
“Mas si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma.”
Jeremías 29:13
“y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.”

 

Joel 2:12-13
“Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón…Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia”

 

Proverbios 3:1-6
“Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos; Porque largura de días y años de vida Y paz te aumentarán….Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.”

 

Escogimos los pasajes anteriores por su referencia en cuanto a “TODO EL CORAZÓN”. Dios mira y quiere TODO nuestro corazón. Quiere que le amemos con todo nuestro corazón, a buscarlo con todo el corazón, a servirlo con todo el corazón y confiar en Él con todo el corazón. Como en 2 de Crónicas 6:14 dice: “que guardas el pacto y la misericordia con tus siervos que caminan delante de ti de todo su corazón”

5. Pecado: un tema del corazón

Como hemos visto hasta ahora, Dios mira y está interesado en el corazón. No es sorpresa que también considere al pecado como tema del corazón. En Mateo 5:27-28 leemos:
Mateo 5:27-28
“Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.”
Este pasaje ha turbado a muchos y esto es debido a que conectan el pecado con hechos externos. Pero Dios no hace eso. Él conecta el pecado con el CORAZÓN, el lugar donde Él mira. Cuando el mal se hace parte de nuestros corazones es pecado, independientemente de cuándo o si se manifestará con hechos externos . Como en el Salmo 66:18 dice:
Salmo 66:18
“Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no me habría escuchado.”
Y en Isaías 59:1-2 dice:
“He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.”
El pecado rompe nuestra relación con Dios, y como puede parecer obvio de lo anterior, eso sucede en el momento en que se concibe en nuestro corazón. Es por eso que es muy necesario guardar nuestros corazones. Pedirle a Dios, así como David, que lo limpie de toda iniquidad (Salmo 51:9-10, 139:23-24). Que verifique y filtre lo que hay ahí, asegurándose que lo único que reina ahí es Dios y Su Palabra.

6. Conclusión

En este artículo vimos algunos de los pasajes que se refieren al corazón. Cuando en la Escritura hay 876 referencias a la palabra “corazón” es obvio que no es posible con 10 páginas cubrir completamente el tema. Sin embargo, esperamos que con lo que vimos haya quedado claro la importancia del corazón y el peso que Dios le da. Así que vimos:
El corazón es el árbol del cual depende el fruto que damos. Si lo que tenemos en nuestro corazón es bueno, entonces el fruto que daremos también será bueno y viceversa.

 

i. El requisito para que el corazón de buen fruto es guardar la Palabra de Dios. Las palabras de Dios que ahí se encuentran son VIDA.
 

ii. Puesto que ahora el fruto que damos depende del tesoro que tenemos en nuestro corazón (Mateo 7:16-18) y debido a que el buen fruto solo lo da aquel el cual guarda la Palabra de Dios en su corazón (Lucas 8:15), podemos concluir que cuando la Palabra de Dios nos dice que debemos de guardar nuestros corazones por sobre todas las cosas, no significa que debemos de guardar el tesoro malo que pudiera haber ahí. Eso debería de eliminarse y en su lugar deberíamos tener cuidado de tener siempre el buen tesoro que es capaz de dar buen fruto y VIDA: La Palabra de Dios.


iii. El corazón es la parte a la cual Dios mira y la que quiere que le demos.

 

iv. Quiere que le amemos con todo el corazón.
 

v. Que le sirvamos con todo el corazón.
 

vi. Que lo busquemos con todo el corazón.
 

vii. Cuando nos desviemos de Sus caminos, que regresemos a Él con todo el corazón.
 

viii. Que confiemos en Él con todo el corazón.
 

ix. Finalmente, vimos que el pecado es un tema del corazón y por eso se debe enfrentar como tal.


Por lo cual, entreguemos nuestro corazón al Padre, así como Él nos exhorta. Como el Señor dijo:
Juan 15:4-8
“Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto”

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Paola Oñate“Y les respondió José: No temáis; ¿acaso estoy yo en lugar de Dios?

Ilustración Biblia Todo

 

“Y les respondió José: No temáis; ¿acaso estoy yo en lugar de Dios? Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó

a bien para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo”. Génesis 50:19-20.Nadie puede quedar indiferente

a la historia de José y sus hermanos. Imagínate que hoy, tú y yo, tuviéramos la oportunidad de hacerle una entrevista José. Estas

serían algunas de las preguntas.- Hola José, ¿cómo está? Gracias por atendernos. Sabemos que está muy ocupado gobernando Egipto.

Estamos en directo para nuestro programa matinal y queríamos preguntarle a qué se refería cuando les dijo a sus hermanos que “Dios

encaminó todo para bien”.- Bueno, ustedes saben cómo es el Señor. Cuando estás en sus manos, todas las cosas que te suceden las usa

para hacer algo grandioso. Mis hermanos querían hacerme desaparecer, pero terminé siendo gobernador de Egipto.- ¿Alguna vez pensó

que nunca dejaría de ser esclavo y que permanecería en la cárcel egipcia?- Bueno, he atravesado momentos muy difíciles, pero siempre

tuve presente los sueños que Dios me dio. ¿Recuerdan el de las estrellas, el sol y luna? ¿Y el de los manojos de trigo? Si Dios dijo que ese

era el plan para mi vida, estaba seguro que lo cumpliría.- Sus hermanos se portaron muy mal con usted. ¿No cree que merecían un buen

escarmiento para aprender a no meterse con un hijo de Dios?- No me tocaba a mí impartir justicia, para eso está Dios. Al fin, todo formó

parte de Su plan. Mi venta como esclavo a Egipto, la falsa acusación de la esposa de Potifar, los sueños de los funcionarios de Faraón, incluso

mi trabajo en la cárcel… Todo lo usó Dios para que yo aprendiera muchas cosas; incluso el idioma y la organización de los egipcios.-

¿Pero por qué ha sido tan bondadoso con sus hermanos? Podría haberlos perdonado, ¡pero que se vengan a vivir con usted…! Les hubiera

mandado el trigo a Canaán.- Mis hermanos también forman parte del plan de Dios. No sé si conocen la historia de mi bisabuelo Abraham. Dios

le dijo que iba a bendecir a toda su descendencia. Esto también se lo confirmó a mi abuelo Isaac y a mi padre Jacob. Además, ellos se arrepintieron

de sus pecados, y ya saben, Dios perdona y restaura porque ama incondicionalmente. Por supuesto debemos someternos a Él y obedecerle. Así es

como salen bien las cosas.La entrevista fue más larga, pero destacamos lo más importante. José nos confirmó una vez más que Dios cambia lo que

parece imposible, nos capacita para perdonar lo imperdonable, y lo que Él promete siempre lo cumple.No hay duda de que Dios también cumplirá

su propósito en ti y en mí, y que las situaciones difíciles que has atravesado, si las pones en sus manos las encaminará para bien. Puedes comenzar

ahora mismo entregándole tu pasado al Señor, creyendo que tiene un plan para tu vida y dejándote guiar por su Espíritu Santo diariamente. El Dios

de José es nuestro Dios y para Él no hay nada imposible.

Referencias:   Cortesía Pastor Pablo Giovanini Iglesia Cristiana Renacer en Lynn, MA - 📖Devocional del día; “Dios lo encamina para bien”

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Paola OñateComienza el Día Correctamente

 

Comienza el Día Correctamente


Al despertar, reconoce que es el Señor quién te ha creado y regalado un día más de vida, y que por sobre todo no te ha dado este día para gastar oxígeno, sino que Dios tiene un propósito para tu diario vivir y es para su propia gloria. Comenzar la jornada reconociendo eso te hará tener una perspectiva correcta, podrás pedir gracia en oración para morir a ti mismo, tomar tu cruz y caminar en pos de Jesús un día a la vez. Medita en estos versículos:

Esto traigo a mi corazón, por esto tengo esperanza: Que las misericordias del SEÑOR jamás terminan, pues nunca fallan sus bondades; son nuevas cada mañana; ¡grande es tu fidelidad! El SEÑOR es mi porción -dice mi alma- por eso en El espero. Bueno es el SEÑOR para los que en El esperan, para el alma que le busca. (Lamentaciones 3:21-25)

Oh SEÑOR, ten piedad de nosotros; en ti hemos esperado. Sé nuestra fortaleza cada mañana, también nuestra salvación en tiempo de angustia. (Isaías 33:2)

Mantengamos firme la profesión de nuestra esperanza sin vacilar, porque fiel es el que prometió; (Hebreos 10:23)

Pues el amor de Cristo nos apremia, habiendo llegado a esta conclusión: que uno murió por todos, por consiguiente, todos murieron; y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos. (2 Corintios 5:14-15)

Examina tus motivaciones a lo largo del día.

Tendemos a desviarnos con facilidad de las motivaciones correctas que deberían guiar nuestra vida, como las vías de un tren, firmes y apuntando a un destino, así deberíamos mantener firmes nuestras motivaciones de hacer lo que hacemos, no para nosotros mismos sino para la gloria de Dios.

Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. (1 Corintios 10:31)Si buscamos nuestra propia gloria entonces cuando nos dañen buscaremos dañar, cuando sean injustos buscaremos nuestra redención devolviéndoles mal por mal. Pero si buscamos la gloria de Dios, bendeciremos cuando nos maldigan, haremos bienes a quienes nos hacen daño, y devolveremos bien por mal.

No debemos buscar nuestra propia justicia, sino reconocer que Jesucristo es nuestra justicia ante Dios y que ahora somos suyos y vivimos para Él.

¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Pues por precio habéis sido comprados; por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. (1 Corintios 6:19-20)


Ante toda decisión pregúntate: ¿Glorificará a Dios esto?

Por tanto, puesto que tenemos en derredor nuestro tan gran nube de testigos, despojémonos también de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de El soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios. (Hebreos 12:1-2)

Si nuestra meta fuera ganar una carrera de atletismo, deberíamos tomar decisiones todo el tiempo sobre qué cosas serían buenas para lograr tal fin y qué cosas no, deberíamos decidir sobre las comidas, el gasto del tiempo, del dinero, entre otros tantos.

De la misma manera te propongo que pienses a lo largo de tu día, antes de hacer esto o aquello, pregúntate: ¿glorificará a Dios? ¿me hace más semejante a Jesucristo? ¿Haría Cristo esto o aquello? De esta manera tendrás un gran filtro que te ayudará a vivir para la gloria de Dios, no temas ser “menos beneficiado tú” si eso repercutirá en mayor gloria para Dios, ten el espíritu de Juan el Bautista ante Cristo: “Es necesario que El crezca, y que yo disminuya.”  (Juan 3:30). Vive para su gloria aunque mueras en pos de ello.

Pues si vivimos, para el Señor vivimos, y si morimos, para el Señor morimos; por tanto, ya sea que vivamos o que muramos, del Señor somos. (Romanos 14:8)


Escoge servir antes que ser servido.

Cristo nos dejó el ejemplo de que el mayor de todos será el servidor de todos, no dudó en ceñirse su vestido tomar agua y una toalla y lavar el pies de sus discípulos.

¿Tienes el espíritu de servicio o esperas a que los demás lo tengan primero contigo? Deberíamos como cristianos ser activos a la hora de servirnos los unos a los otros, si eres esposo procura servir a tu esposa, si eres hijo sirve a tus padres, si eres empleado sirve a tus compañeros, y si eres jefe sirve a tus empleados.

Pero Jesús, llamándolos junto a sí, dijo: Sabéis que los gobernantes de los gentiles se enseñorean de ellos, y que los grandes ejercen autoridad sobre ellos. No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera entre vosotros llegar a ser grande, será vuestro servidor, y el que quiera entre vosotros ser el primero, será vuestro siervo; así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos. (Mateo 20:25-28)


Arrepiéntete y confiésate ante el Señor constantemente.

Fallarás. Eso te lo aseguro, pues si bien fuimos salvados de la pena del pecado (justificación), del amor al pecado (regeneración), ahora estamos siendo salvados del poder del pecado (santificación) y seremos salvados de la presencia del pecado (glorificación).

Aún no estamos en cuerpos glorificados, aún el pecado mora en nosotros (Ro. 7) y vamos a fallar en todas las cosas que mencioné anteriormente, por eso debemos arrepentirnos de una manera constante y permanente. Martin Lutero (1483 – 1546), el padre de la reforma protestante, dijo en una de sus famosas 95 tesis clavadas en la Catedral de Wittenberg: “La voluntad de nuestro Señor y Amo Jesucristo, es que toda la vida de los creyentes sea de arrepentimiento”.

Hijitos míos, os escribo estas cosas para que no pequéis. Y si alguno peca, Abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. (1 Juan 2:1)

Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad. (1 Juan 1:9)


Aférrate a cada instante de la gracia de Dios en Jesucristo.

“Gracia”. Una de las palabras más bellas de las Escrituras, ella debe ser la miel que endulce cada instante de nuestra vida, el arrepentimiento debe venir acompañado de una dosis de gracia,  recordándonos que no son nuestras obras las que nos justifican ante Dios, porque como dice la Escritura: “porque por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de El; pues por medio de la ley viene el conocimiento del pecado.” (Ro. 3:20). Sino que son las obras de Cristo las que nos han salvado, su vida perfecta sin pecado sin mancha ofrecida por pecadores injustos y perversos.

Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. (Efesios 2:8-9)

Hemos sido salvados por la gracia de Dios, no porque lo merezcamos ni porque Dios vio algo en nosotros que nos hizo dignos de su salvación, sino por una razón que habita en Él y que es oculta a nosotros.

Que nuestro corazón cobre ánimo, gozo y esperanza en tan maravillosa realidad que tenemos un Salvador, Jesucristo y que aguardamos con fe su segunda venida:

Porque nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también ansiosamente esperamos a un Salvador, el Señor Jesucristo. (Filipenses 3:20)


Conclusión.

Vive para la gloria de Dios cada día de tu vida, no esperes una vida fácil, ni esperes una vida sin sufrimientos “Porque a vosotros se os ha concedido por amor de Cristo, no sólo creer en El, sino también sufrir por El” (Fil. 1:29), las aflicciones ciertamente vendrán (Juan 16:33), estamos en el mundo pero no somos del mundo:

Yo les he dado tu palabra y el mundo los ha odiado, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No te ruego que los saques del mundo, sino que los guardes del maligno. Ellos no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.  Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, yo también los he enviado al mundo. (Juan 17:14-18)

Vivamos con gozo los que hemos sido redimidos, y con una perspectiva real de la vida que Dios nos ha dado. Para su gloria.

Porque Jesús dijo:

El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán. (Mateo 24:35)

 

 Contribución:  Enrique Oriolo.


 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Paola OñateConociendo la Plenitud de tu Bendición

Ilustracion Pixabay


Medite


" ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar
santo? El limpio de manos y puro de corazón; El que no ha
elevado su alma a cosas vanas, ni jurado con engaño. Él recibirá
bendición de Jehová, y justicia del Dios de salvación."
Salmo 24:3-5


Introducción


Experimentar la plenitud de la bendición de Dios es una de las
cosas más extraordinarias que puede vivir el ser humano. Las
Sagradas Escrituras dicen que: "la bendición de Dios es la que
enriquece y no añade tristeza con ella." La plenitud de la
bendición de Dios en nuestras vidas es asegurar que nunca jamás
vivamos tristes, solos y derrotados. La bendición de Dios es paz
espiritual, es sabiduría, es prosperidad, y es una buena vida
familiar.



Verdad Central


Conocer el poder de la bendición de Dios, hace que desaparezca
de nuestra vida cualquier sentimiento de miedo, dolor e
inseguridad. Entrar a la plenitud de la bendición de Dios afirma
nuestras vidas llenándolas de visión y fortaleza.


Texto de Meditación Profunda


Dios es tu Padre, y él te da su bendición. Este es el mejor regalo
que podemos recibir del cielo y la tierra: "Te bendeciré y
engrandeceré tu nombre, y serás bendición." Génesis 12:2
Cuando usted determina vivir para Dios se activa el poder de la
bendición.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Paola Oñate: Conociendo El Poder del Perdón

Ilustración Pixabay


Introducción


Vivir sin conocer el poder sobrenatural del perdón es exponer
nuestra vida a una cárcel depresiva. Se ha comprobado que muchas
de las enfermedades que se manifiestan en nuestro cuerpo físico, y
nuestras emociones están vinculadas con la falta de perdón.
Conocer el poder del perdón es entrar en libertad; es entrar en
el éxito. Conocer el poder del perdón es conocer la fuente
Omnipotente de gloriosa sanidad. Perdonar es liberar nuestras vidas
del castigo; salir de la cárcel. Perdonar es desatar al prójimo para
que experimente paz espiritual.


Texto Bíblico


"Cuando estés orando perdona, si tienes algo contra alguien."
Verdad Central
Cuando perdonamos, verdaderamente los más beneficiados somos
nosotros.

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 Paola Oñate: El temor del Señor

Ilustración Pixabay

 

 Paola Oñate: El temor del Señor

Me gustaría empezar este artículo de una manera diferente que la acostumbrada y antes que nada daré algunas de los muchísimas Escrituras que se refieren al temor el Señor y las promesas de Dios que están conectadas a ello. Por favor, lean con atención:

Salmos 34:9 

“Temed a Jehová, vosotros sus santos, Pues nada falta a los que le temen.”

Salmos 34:7 

"El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.”

Salmos 112 1-2 

“Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, Y en sus mandamientos se deleita en gran manera. Su descendencia será poderosa en la tierra; La generación de los rectos será bendita.”

Salmos 25:12 

“¿Quién es el hombre que teme a Jehová? El le enseñará el camino que ha de escoger.”

Salmos 25:14 

“La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, Y a ellos hará conocer su pacto.”

Salmos 31:19 

“¡Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen, Que has mostrado a los que esperan en ti, delante de los hijos de los hombres!“

Salmos 33:18

“He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia,”

Salmos 85:9 

“Ciertamente cercana está su salvación a los que le temen, Para que habite la gloria en nuestra tierra.”

Salmos 103:11 

“Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su misericordia sobre los que le temen.”

Salmos 103:13 

“Como el padre se compadece de sus hijos, Se compadece Jehová de los que le temen.”

Salmos 103:17 

“Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, Y su justicia sobre los hijos de los hijos;”

Salmos 111:4-5 

“Ha hecho memorables sus maravillas; Ciertamente y misericordioso e Jehová. Ha dado alimento a los que le temen; Para siempre se acordará de su pacto.”

Salmo 115:13

Bendecirá a los que temen a Jehová, A pequeños y a grandes.

Salmos 128: 1-4 

“Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, Que anda en sus caminos. Cuando comieres el trabajo de tus manos, Bienaventurado serás, y te irá bien. Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa; Tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa. He aquí que así será bendecido el hombre Que teme a Jehová.”

Salmos 145:19 

“Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará.”

Proverbios 10:27 

“El temor de Jehová aumentará los días”

Proverbios 14:26 

“En el temor de Jehová está la fuerte confianza; Y esperanza tendrán sus hijos.”

Proverbios 14:27 

“El temor de Jehová es manantial de vida para apartarse de los lazos de la muerte”

Proverbios 15:33 

“El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría; Y a la honra precede la humildad.”

Proverbios 16:6 

“Con misericordia y verdad se corrige el pecado, Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.”

Proverbios 19:23 

“El temor de Jehová es para vida, Y con él vivirá lleno de reposo el hombre; No será visitado de mal.”

Proverbios 22:4 

“Riquezas, honra y vida Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová.”

Proverbios 23:17 

“Antes persevera en el temor de Jehová todo el tiempo”

Eclesiastés 8:12-13 

“Aunque el pecador haga mal cien veces, y prolongue sus días, con todo yo también sé que les irá bien a los que a Dios temen, los que temen ante su presencia; y que no le irá bien al impío, ni le serán prolongados los días, que son como sombra; por cuanto no teme delante de la presencia de Dios.”

Eclesiastés 12:13

“El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.”

Me parece que es obvio de todo lo anterior que aquí estamos tratando con un tema muy importante. ¿Qué tiene el temor del Señor que todos los que lo tengan son sujetos de tantas promesas como las que leímos? ¿Qué significa “temor del Señor? ¿Significa tene…
[0:47 p. m., 11/8/2021] Paola Onate: Saludos mi angel

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cantante Maycol Rodriguez / Como olvidarme de ti (video oficial) Ministerio El Gran Yo Soy

Maycol Rodriguez

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Amor a Dios Con Todo Nuestro Corazón

Ilustración por Pixabay

 

Por Paola Oñate: Amar a Dios con todo nuestro corazón: ¿Qué significa?

Los fariseos y los escribas muchas veces trataron de tentar a Jesús con varias preguntas. Sin embargo otros le hacían preguntas genuinas porque buscaban respuestas. Hay una pregunta la cual fue hecha dos veces por dos personas diferentes, una que quería aprender y otra que quería tentarle. Se trata de la pregunta de que cuál mandamiento es el más grande de todos. Vamos a leer los pasajes relacionados:

Mateo 22:35-38

“Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo: Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.”

Marcos 12:28-30

“Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.”

1. Amar a Dios: ¿Qué significa?

Como leemos: amar a Dios con todo nuestro corazón es el mandamiento más importante. Pero, ¿qué significa? Desafortunadamente vivimos en una época donde la palabra amor a terminado significando solo un sentimiento. Amar a alguien se confunde con “me cae bien”. Sin embargo, que alguien “me caiga bien” no necesariamente constituye el amor en términos bíblicos. Porque en términos bíblicos el amor esta estrechamente conectado con hacer y específicamente el amar a Dios con hacer lo que Dios quiere, esto es, Sus mandamientos, Su voluntad. Jesús puso esto muy en claro cuando dijo:

Juan 14:15

“Si me amáis, guardad mis mandamientos.”

Y Juan 14:21-24

“El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.”

También en Deuteronomio 5:8-10 (ver también Éxodo 20:5-6) leemos:

“No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.”

Amar a Dios y guardar Sus mandamientos: la Palabra de Dios, los cuales son cosas inseparables una de la otra. Jesús lo puso absolutamente claro. ¡El que lo ama guarda la Palabra de Dios y aquel que no guarda la Palabra de Dios no le ama! Entonces amar a Dios, el principal mandamiento, no significa que siento bonito sentado en la banca de la iglesia el domingo en la mañana. Más bien lo que significa es que trato de hacer lo que complace a Dios, lo que hace feliz a Dios. Y eso es una cuestión diaria.

1 Juan contiene más pasajes que establecen claramente lo que significa amar a Dios.

1 Juan 4:19-21

“Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.”

1 Juan 5:2-3

“En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y …

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Las profecías previas a las 7 Copas de apocalipsis revelan lo que podría suceder al cumplimiento de las Escrituras , ¡potencialmente en nuestra vida! Algunas de las profecías al cumplimiento son:

Ilustración Pixabay

 

• El desastre en Irán y la destrucción de Damasco - Profetizada desde más de 2000 años, esta profecía está  por verse completamente cuando Damasco es destruida en una hora

• El derrocamiento de Jordania y el terrorismo de Egipto -  Previos sucesos señalan que esta profecía se cumplirá en su momento.

• La guerra árabe-israelí del Salmo 83 - La profecía señala una guerra  destructiva en los últimos días entre Arabia e Israel.

• La Segunda Venida de Cristo - Suceso profetizado por el mismo Jesucristo que su pueblo será llevado a las nubes en la Segunda Venida de Cristo en la Séptima Trompeta previo a las 7 copas de la ira de Dios.

• La invasión de Israel por Ezequiel 38 -  Israel  será invadida por sus enemigos que son muchos pueblos contra Israel.

• La decadencia de América - Estados Unidos entra en decadencia económica y política cuando pierde control mundial a causa de sus enemigos.

• La llegada del Anticristo - Un lider  global que controla desde Europa y se opone a Dios tenazmente y pondrá leyes globales que afectarán y harán sufrir al mundo entero. Donde el pueblo de Dios de no ser por la Segunda Venida de Jesucristo no sobreviviría a lo que se manifestará en este mundo.

• La religión mundial ramera de la 'Babilonia misteriosa' - La imposición de creencias religiosas por una Iglesia apóstata para seguir una sola religión contra Dios.

• Los 3 períodos de persecución venidero  - Aunque Roma persigió a muerte a los creyentes de Jesucristo por casi 300 años, hoy esta persecución está siendo destacada dentro de los paises comunistas - budistas, musulmanes - Islamismo , también vendrán  persecusiones por leyes políticas y de derechos humanos  y de salud  a nombre de la ciencia por una tecnocracia de inteligencia artifcial y robótica.

• Los detalles del 'falso pacto' -  Un pacto que será traicionado en contra de Israel y que traerá destrución y al final el mismo Jesucristo lo detiene.

• El templo judío en construcción - Aunque el tercer templo  invoca a la incredulidad del pueblo judío  de no aceptar el sacrificio de Cristo por los pecados del mundo y el mismo templo será usado para  volver a los rituales de animales cancelados por  le fe de Jesucristo. al final el mismo Jesucristo se les aparecerá y cuando vean en su cuerpo las marcas de los clavos caerán de rodillas y  lamentarán y llorarán por no haber creido en su mensaje desde el siglo primero.

Referencias: muniz&rodriguezfirm. Mundo 2021-2031. Evangelio digital compartido con Tiempos y Señales edición de Paola Oñate.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por Paola Oñate: SABIDURÍA DIVINA

Ilustration Pixabay

 

Por Paola Oñate: SABIDURÍA DIVINA

[2:38 p. m., 21/7/2021] Paola Onate: SABIDURÍA DIVINAos deben tener para alcanzar la vida eterna...

El hombre ignorante, si conoce a Dios y a Jesucristo, tiene una sabiduría más duradera que la del hombre más sabio que desprecia la instrucción de Dios.

La sabiduría divina ha de ser una lámpara a sus pies...

Todo lo que pueda ser sacudido, lo será; pero arraigado y basado en la verdad, usted podrá mantenerse con aquellas cosas que no pueden ser conmovidas.

Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas; y todo cuanto se puede desear, no es de compararse con ella. (Prov. 8: 11.)

Si Adán y Eva nunca hubieran tocado el árbol prohibido, el Señor les hubiera impartido sabiduría, sabiduría sin mancha de pecado, sabiduría que les habría proporcionado alegría eterna.

El único conocimiento que obtuvieron por su desobediencia fue el del pecado y sus resultados...

A través de los siglos, la curiosidad ha inducido a los hombres a buscar el árbol de la sabiduría, y a menudo piensan que están cosechando los frutos más esenciales, cuando, a semejanza de la investigación de Salomón,

descubren que todo es completa vanidad, en comparación con la ciencia de la verdadera santidad que les abrirá los portales de la ciudad de Dios.

La ambición humana ha estado buscando esa clase de sabiduría que brindará gloria, exaltación propia y supremacía. De ese modo obró Satanás sobre Adán y Eva,

hasta que las restricciones de Dios fueron dejadas de lado, y comenzó su educación bajo el maestro de mentiras, a fin de que pudieran tener el conocimiento que Dios les había rehusado.

La verdadera sabiduría es un tesoro tan duradero como la eternidad. Muchos de los que el mundo llama sabios lo son sólo en su propia estima.

Contentos con las adquisiciones de la sabiduría mundanal, nunca entran en el jardín de Dios, para llegar a relacionarse con los tesoros de sabiduría contenidos en su Santa Palabra.

Considerándose sabios, son ignorantes con respecto a la sabiduría que todos deben tener para alcanzar la vida eterna...

El hombre ignorante, si conoce a Dios y a Jesucristo, tiene una sabiduría más duradera que la del hombre más sabio que desprecia la instrucción de Dios.

La sabiduría divina ha de ser una lámpara a sus pies...

Todo lo que pueda ser sacudido, lo será; pero arraigado y basado en la verdad, usted podrá mantenerse con aquellas cosas que no pueden ser conmovidas.
[2:39 p. m., 21/7/2021] Paola Onate: Saludos mi angel Dios te bendiga 
En tu tiempo mi angel  por favor  colocas el tema de la sabiduría  en mi página  y tuya

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por Paola Oñate: LA DISCIPLINA DE LAS DIFICULTADES

Imagen Ilustrativa Pixabay

 

Por Paola Oñate: LA DISCIPLINA DE LAS DIFICULTADES

33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. - Juan 16:33

Una manera común y corriente de percibir la vida cristiana es que por medio de ella nos librarnos de toda adversidad.

Pero realmente seremos libres en medio de ella, lo cual es muy diferente.

Si eres hija/o de Dios, con seguridad encontrarás adversidades, pero Jesús afirma que no debe sorprenderte cuando vengan.

Dios no nos da una vida triunfante; nos da vida a medida que triunfamos.

Las presiones construyen nuestra fortaleza.

Si no hay problemas, no habrá fuerza.

33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. - Juan 16:33

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Por Paola Oñate: COMPLETAMENTE SUYOS

Ilustración Pixabay

 

4 Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. - Santiago 1:4

Muchos de nosotros estamos bien en lo principal, pero aún hay algunas áreas en las que somos descuidados y perezosos.

No es un problema de pecado, sino de los residuos de nuestra vida carnal que tienden a hacernos descuidados.

La negligencia es un insulto para el Espíritu Santo, y no debemos permitirla en ningún aspecto, ya sea la manera de comer y de beber o la manera de adorar a Dios.

Nuestra relación con Dios no sólo debe estar bien, sino también la manifestación externa de esa relación, a la larga, nada se le escapará a Él, porque cada detalle de nuestra vida está bajo su escrutinio.

Él nos hará volver al mismo punto una y otra vez y de muchas maneras y nunca se cansara de llevarnos al mismo asunto hasta que aprendamos la lección ya que su propósito es terminar la obra en cada uno de nosotros.

4 Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. - Santiago 1:4

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por Paola Oñate: LLENOS DEL SEÑOR

Ilustración Pixabay                             Foto de un  Bosque Forestal de Cedros

 

16 Se llenan de savia los árboles de Jehová, Los cedros del Líbano que él plantó. - Salmos 104:16

Los cedros del Líbano son un símbolo del cristiano, en el hecho de que todos han sido plantados en el Señor.

Esto es muy cierto en cuanto a cada hijo de Dios, pues no lo plantó hombre alguno ni se plantó a sí mismo, sino ha sido plantado por Dios.

Todo heredero del cielo reconoce que ha sido plantado por el Gran Labrador.

Además, los cedro del Líbano no dependen del hombre para su riego, pues están en las altas rocas, sin irrigación humana.

Así ha sido con el cristiano que ha vivido por fe.

Es independiente del hombre, aún en cosas temporales.

Espera para su sustento solamente en Dios.

En el creyente no hay nada que magnifique al hombre; fue plantado, y es nutrido y protegido por su Señor.

16 Se llenan de savia los árboles de Jehová, Los cedros del Líbano que él plantó. - Salmos 104:16

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por Paola Oñate:  Sin Fe es imposible que obtengas algo de Dios

Ilustración Pixabay

Sin Fe es imposible que obtengas algo de Dios

Fe es la convicción que sentimos hacia algún evento en nuestras vidas, sea esta una meta que nos hemos propuesto, pensando que todos los obstáculos podrán ser superados o bien salir adelante en cualquier vicisitud que nos encontremos en nuestro caminar. También necesitamos fe para acercarnos a Dios.

Es como estar enfermo e ir al hospital pensando que no nos vamos a curar. En la Biblia se habla de una mujer que durante muchos años padeció de un flujo de sangre y también dice que en todo ese tiempo gasto todo su dinero. Como sabemos, la medicina nunca ha sido algo barato, por lo que nos dice, que fue mucho dinero lo que gastó esta mujer.

Pero dice además, que la sanidad de esta mujer ocurrió cuando Jesús iba a la casa de un hombre llamado Jairo a sanarle su hija, y lo que mas me llama la atención es que había una gran multitud que le apretaban y la mujer paso en medio de la multitud y toco el manto y recibió su milagro. La pregunta es: ¿por qué no hubo mas gente de la multitud que recibieran milagro? ¿por qué solo ella lo recibió? y no era que Jesús no los quisiera dar, sino que esto estaba ligado a algo muy importante la FE. Fe es lo que tenemos que tener cuando nos acercamos a Dios, fe de que nos puede escuchar, fe que nos ama, fe de que el quiere una relación estrecha con nosotros, y fe de que él conoce todas nuestras necesidades. Así que acércate a Dios confiadamente.

“Pero sin fe es imposible agradar á Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”. Hebreos 11:6.

Dios te bendiga en todas tus necesidades , con toda bendición espiritual donde quiera que estés.

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 Por Paola Oñate:  ADORA A DIOS

Ilustración Pixabay

 

 Por Paola Oñate:  ADORA A DIOS

 

2 Servid a Jehová con alegría; Venid ante su presencia con regocijo. - Salmos 100:2

Cuando nos deleitamos en el Señor, es una señal que somos aceptados delante del Trono De La Gracia.

Quienes sirven al Señor quizá con amargura o de mala gana, o peor aún, por obligación, no les es placentero tal servicio.

Le dan la forma de homenaje pero no hay vida en ello.

Los Angeles De Dios le sirven con cánticos, no con quejas.

Obediencia que no es voluntaria, es simplemente desobediencia.

El gozo del Señor es nuestra fortaleza.

Ama, sirve y disfruta de cada segundo de la presencia de nuestro Señor.

2 Servid a Jehová con alegría; Venid ante su presencia con regocijo. - Salmos 100:2

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 Paola Oñate: LA MANO DE DIOS

Ilustración Pixabay

 

LA MANO DE DIOS

Y la mano de Jehová había sido sobre mí la tarde antes de llegar el fugitivo, y había abierto mi boca, hasta que vino a mí por la mañana; y abrió mi boca, y ya no más estuve callado. - Ezequiel 33:22

Es maravilloso ver cómo la Mano de Dios viene sobre nosotros, haciéndonos sentir que nuestra alma se fortalece y nuestro espíritu se eleva hacía las cosas eternas.

Sentir que Dios trata con nosotros, la sensación de Su Divina Presencia y de Su morar en mí, llevando mi alma al cielo.

Son es estos momentos que rebosamos con gozo espiritual y olvidamos las preocupaciones y las aflicciones de este mundo.

Lo invisible está cerca y lo visible pierde poder sobre nosotros. 

Esta es una comunión divina ya que el Señor sabe cuánto lo necesitamos.

Debemos buscar más de su presencia cada día, no hay lugar más alto que el estar a Sus Pies...

Y la mano de Jehová había sido sobre mí la tarde antes de llegar el fugitivo, y había abierto mi boca, hasta que vino a mí por la mañana; y abrió mi boca, y ya no más estuve callado. - Ezequiel 33:22
 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Claves Sobrenaturales para que Camines en Mayor Gloria! | David Herzog

Sid Roth - ¡Es Sobrenatural!

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

¿Qué tan cerca está la Segunda Venida?

El año pasado ha sido una llamada de atención para muchas personas. Una pandemia global ... Disturbios y malestar social en incontables naciones ... Fracturas en la economía global ... Y ahora Israel y Hamas en guerra. Dondequiera que mires, parece que el final está cerca. ¿Lo es? ¿Qué dice la biblia? ¿Son estos signos de la Segunda Venida? ¿Estos eventos apuntan al pronto regreso de Jesucristo?
Afortunadamente, no tenemos que adivinar. Jesús mismo nos dijo cómo reconocer el marco temporal general de Su regreso. Cuando los discípulos dijeron: "Dinos las señales de tu venida y del fin de los tiempos" (Mateo 24: 3), Jesús les dijo varias cosas que debían estar atentas. Luego dijo: "Cuando vean todas estas cosas, sabrán que mi regreso está cerca. Estoy a la puerta" (Mateo 24:33). También dijo: "¡Cuando todas estas cosas comiencen a suceder, busquen que su salvación esté cerca!" (Lucas 21:28).


Esto significa que la indicación # 1 de que Jesús regresará pronto es que todas las señales aparecen juntas. Tanto Jesús como los profetas nos dijeron qué señales buscar, y la aparición de solo una es razón suficiente para darnos cuenta. Pero la llegada de un signo tras otro exige su atención. Es la señal que Jesús dijo que debiéramos buscar. Esta convergencia de señales es la confirmación de que nuestra generación será testigo de la Segunda Venida, no según yo, sino según Jesús.


La convergencia de los Signos

Jesús y los profetas señalaron docenas y docenas de señales. Este artículo solo citará algunos, pero la realidad de cada uno de estos signos es innegable. Y su convergencia debería convencerte de que el regreso del Señor está cerca. Estos signos incluyen:


Israel de regreso a la tierra 

Dios prometió traer al pueblo judío de regreso a la tierra de Israel antes de que regresara (Jeremías 23: 7-8). Dijo que los llamaría de "entre las naciones" (Ezequiel 39:28), de "los rincones más lejanos de la tierra" (Isaías 11:12), y del "norte, sur, este y oeste" (Salmo 107 : 3). Prometió darles la bienvenida a casa desde las tierras donde estaban esparcidos (Ezequiel 20:34). Cuando lo hicieron, prometió regresar y establecer Su reino eterno (Isaías 11: 11-12).

 

El pueblo judío en control de Jerusalén -

Jesús dijo que los ejércitos rodearían Jerusalén, destruirían la ciudad y esclavizarían a sus ciudadanos. Las legiones romanas cumplieron esta profecía en el año 70 d.C. Jesús luego dijo que otras personas además del pueblo judío controlarán Jerusalén por un tiempo hasta que el pueblo judío vuelva a controlar Jerusalén. Cuando lo hicieron, Jesús prometió regresar (Lucas 21: 24-28). Desde 1967, el pueblo judío controla Jerusalén.
El evangelio predicado


En todo el mundo 

Cuando se le preguntó sobre el fin de los tiempos y las señales de su venida, Jesús dijo que busquemos una señal muy específica. Dijo que el Evangelio se predicará en todo el mundo. Cada nación lo escuchará. ¿Y entonces? Y entonces, vendrá el fin (Mateo 24:14). Durante siglos después de la crucifixión, el Evangelio se limitó a una pequeña zona que rodeaba el mar Mediterráneo.
En los últimos dos siglos, los cristianos han llevado el Evangelio a todas las naciones del mundo. Hoy, los misioneros están en todas las naciones. La Biblia se traduce en cientos de idiomas y el mensaje de Jesús se envía a todo el mundo por radio, televisión, satélite e Internet. Esta generación está a punto de difundir el Evangelio hasta la última persona de la tierra.


Un aumento en los viajes y el conocimiento 

 Seiscientos años antes de Jesús, un ángel le dio a Daniel un mensaje especial. Dijo que "los viajes y el conocimiento" aumentarán en los últimos tiempos (Daniel 12: 4). Durante siglos de historia humana, NO se produjeron avances dramáticos en los viajes y el conocimiento. Sin embargo, los últimos doscientos años han visto explosiones en la velocidad y frecuencia de los viajes, así como en la cantidad y disponibilidad de conocimiento.

La llegada de la curva exponencial 

 

Jesús dijo que una variedad de señales globales vendrán antes de Su regreso y el fin de la era. Estos signos serán de naturaleza espiritual, natural, social y política. Dijo que aparecerán de una manera distinta: "como dolores de parto" (Mateo 24: 3-8). Esto significa que la frecuencia e intensidad de estas señales aumentará a medida que nos acerquemos a Su regreso. Nuestra generación ha visto el aumento exponencial de la guerra y el hambre que Jesús dijo que debíamos buscar. Solo en el siglo XX, más personas murieron a causa de la guerra y el hambre que las que vivían en la tierra cuando Jesús pronunció estas palabras.

 

Israel rodeado de enemigos 

 

La Biblia dice que los enemigos rodearán a Israel en los últimos tiempos. Esos enemigos dirán "Ven, borremos a la nación de Israel. Destruyamos el recuerdo de su existencia" (Salmo 83: 4) y "Tomemos para nosotros estos pastos de Dios" (Salmo 83:12). Ezequiel dijo que los vecinos de Israel dirán "Dios nos ha dado su tierra" (Ezequiel 11: 14-17), y "Israel y Judá son nuestros. Tomaremos posesión de ellos. ¿Qué nos importa si su Dios está allí?" (Ezequiel 35:10). Desde el renacimiento de Israel en 1948, los titulares diarios han incluido estos versículos de la Biblia. Los vecinos musulmanes de Israel reclaman la tierra de Israel para sí mismos, y no tienen respeto por el Dios de Israel.

 

Extremadamente grande ejército de Israel 

 

Ezequiel dijo que, al final de los tiempos, Israel desplegará "un ejército sumamente grande" (Ezequiel 37:10). Zacarías dijo que Israel será como un fuego entre gavillas de grano, quemando a las naciones vecinas (Zacarías 12: 6) e incluso el soldado israelí más débil será como David (Zacarías 12: 8). Desde 1948, Israel ha librado nada menos que cuatro guerras convencionales contra sus vecinos. A pesar de ser superado en número más de 50 a 1, Israel ha logrado una victoria abrumadora en todas las ocasiones.

 

Ascenso de la Alianza Gog de Magog 

La Biblia dice que una alianza militar que incluye a Rusia, Irán, Turquía y varias naciones musulmanas atacarán a Israel "en los últimos días" (Ezequiel 38: 8) cuando Dios lleve a Su pueblo a casa de entre las naciones enemigas (Ezequiel 39: 27). Hoy, vemos a esas mismas naciones unirse por primera vez, una alianza que nunca ha existido en la historia mundial.
El surgimiento de una Europa unida - La Biblia dice que un Imperio Romano revivido llegará al poder en los últimos tiempos (Daniel 2, Daniel 7, Apocalipsis 17). Según Daniel, será una alianza de diez naciones de naciones débiles y fuertes. Algunas partes serán tan fuertes como el hierro, mientras que otras partes serán tan débiles como el barro (Daniel 2:42). Vemos el comienzo de esta alianza en la Unión Europea, una coalición de naciones débiles y fuertes que luchan por mantenerse unidas.
El surgimiento del gobierno global - La Biblia dice que un solo gobierno gobernará el mundo política (Apocalipsis 13: 7), religiosamente (Apocalipsis 13: 8) y económicamente (Apocalipsis 13: 16-17) en los últimos días. Gobernará sobre "todas las personas, tribus e idiomas" sobre la faz de la tierra (Apocalipsis 13: 7). Su autoridad será tan completa que nadie podrá comprar o vender nada sin su permiso (Apocalipsis 13: 16-17). Durante siglos, un verdadero gobierno global fue imposible. Hoy, los líderes mundiales lo discuten abiertamente.
Negación de las señales - Hace casi dos mil años, Peter emitió una advertencia. Dijo que en los últimos días la gente se burlará de la idea de que Jesús regrese. Se burlarán de los que creen en la Segunda Venida y dirán exactamente lo que escuchamos hoy: cosas como: "Pensé que Jesús volvería. ¿Qué pasó con Su promesa? Generación tras generación ha dicho que Él vendrá. Sin embargo, desde el principio". del mundo, todo ha permanecido igual! " (2 Pedro 3: 3-4)

 

La hora es tarde

Tenga en cuenta que estos signos no siempre han estado presentes. Generaciones de cristianos vivieron y murieron sin presenciar ninguno de estos signos. Durante siglos de historia cristiana, ninguno de estos signos estuvo presente. Hoy, todos lo son. Jesús dijo que cuando veas estas señales, sabrás que Su regreso está cerca. Está justo en la puerta (Mateo 24:33). De hecho, Jesús dijo que la generación que presencia estas señales no pasará antes de que Él regrese (Mateo 24:34). Entonces, a pesar de los escépticos y los detractores, Jesús viene, y la nuestra es la generación que será testigo de Su regreso. La convergencia de todos estos signos lo confirma.
¿Cuántas generaciones de cristianos anhelaban ver lo que vemos? Sin embargo, hay un extraño silencio en la iglesia. ¿Por qué? La aparición de todos estos signos después de siglos de espera debería motivar a todo cristiano de la tierra a aprovechar al máximo el tiempo que nos queda.


Jesús nos ordenó que estemos atentos a estas señales (Mateo 24:42). Reprendió a los fariseos y líderes religiosos cuando no reconocieron las señales de su primera venida (Mateo 16: 3). ¿Hará algo diferente por aquellos que no reconozcan las señales de su segunda venida? Jesús nos advirtió que no nos pillen durmiendo cuando regrese (Marcos 13:36).
Si usted es cristiano, Dios espera que le señale estas señales a los demás y les advierta que el final está cerca. Si el mundo te ignora, que así sea. Pero si reconoces los signos de los tiempos y no les cuentas a los demás sobre ellos, no eres diferente a un vigilante que ve un ejército invasor y no hace sonar la alarma. Si fallas en tu papel de centinela, Dios te hará responsable de todos los que perecen (Ezequiel 33: 1-6).

No tener duda. Las señales de su regreso están a nuestro alrededor. Jesús viene. Si ha estado esperando para compartir el Evangelio con alguien, no espere ni un minuto más. Puede que no tengas otra oportunidad. Es tarde. Los signos están presentes. Ahora es la temporada de Su regreso.

Refdrencia y Contribución: ProphecyWatch. Britt Gillette es la autora del libro electrónico gratuito Coming to Jesus, así como de los libros Signs of the Second Coming y Racing Toward Armageddon. Traducción por Muniz&Rodriguez

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

LA SANTIFICACIÓN

Foto Cortesía Paola OÑate

 

SANTIFICACIÓN

3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; - 1 Tesalonicenses 4:3

EL LADO DE LA MUERTE.

Al santificarnos, Dios tiene que tratar con nosotros tanto en el lado de la muerte como en el lado de la vida.

Él exige que vayamos al sitio de muerte, pero como muchos de nosotros pasamos tanto tiempo allí, nos volvemos lúgubres y pesimistas.

Siempre hay una dura batalla antes de la santificación, algo dentro de nosotros que siempre se resiste y se resiente ante las demandas de Cristo.

La lucha comienza tan pronto el Espíritu Santo empieza a mostrarnos lo que significa ser santificados.

En el proceso de santificación el Espíritu de Dios me despojara de todo, hasta que no quede sino yo mismo, a quedar al desnudo delante de Él.

Tan pronto lo esté, Él me santificara por completo y mi vida se liberará de cualquier determinación y persistencia que no sea Dios mismo.

3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; - 1 Tesalonicenses 4:3

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

TODOS BUSCAMOS EL POR QUÉ DE NUESTRA EXISTENCIA

Foto Cortesía Paola Oñate

 

TODOS BUSCAMOS EL POR QUÉ DE NUESTRA EXISTENCIA.

Queremos saber de dónde venimos, por qué y para qué estamos en este mundo. Dios puede proveer las respuestas a estas preguntas. Al encontrarlas, tu puedes tener algo que nada ni nadie jamás te puede quitar. Algo, que tú no tienes el poder de obtenerlo por tí mismo(a).

Eso, es el encontrar y conocer a Dios, de ser perdonado(a) por Él y vivir una vida con propósito que te lleve a la eternidad con tu creador. Tú puedes ser parte de la familia de Dios.

ÉL TE CREÓ CON UN PROPÓSITO.

Dios dice que una relación con Él provee una satisfacción más profunda que cualquier otra cosa que deseemos en la vida (Juan 6:35, Salmo 107:9). Y la Biblia también dice, "por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3:23). Dios es perfecto y nos ama, y nuestros pecados nos separan de Él.

Lo bueno es que nuestra relación con Dios puede ser restaurada cuando creemos en Jesús, el Hijo de Dios, y ponemos nuestra confianza en Él. Jesús vivió una vida sin pecado y murió en la cruz para pagar por nuestros pecados. "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros" (Romanos 5:8).

Dios nos ama y quiere que seamos Sus hijos. Cuando aceptamos a Su Hijo Jesucristo como nuestro salvador, comenzamos una relación con Dios. ¡Esa relación es mejor que cualquier cosa que podamos tener en nuestra vida! No es un resultado de nada que podamos hacer, es un regalo gratis que nos da Dios mismo. (Efesios 2:8-9)

¿ESTÁS LISTO PARA RECIBIR  A JESÚS Y TENER LA VIDA QUE SOLO ÉL TE PUEDE OFRECER?

El único mediador entre Dios y tu es Jesús. Él es tu línea directa. Tú puedes hablar directamente con Jesús ahora y aceptarle como tu Salvador.

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Lo Que se Avecina en Estos Últimos Tiempos y Cómo Prepararse

Sid Roth - ¡Es Sobrenatural!

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

La Promesa de Dios a la Mujer Abandonada

Katherine Contreras

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

China una SeÑal  De Los Ultimos Días

 

El plan de China para transformar la iglesia cristiana a su propia imagen


 BY ARIELLE DEL TURCO/FAMILY RESEARCH COUNCIL MAY 05, 2021

 

El año pasado, la persecución afectó negativamente a más de tres millones de cristianos en China. A medida que la creciente población cristiana pone nerviosos al Partido Comunista Chino (PCCh) y a su secretario general, Xi Jinping, el gobierno apunta cada vez más a los cristianos.
La organización de derechos humanos ChinaAid señaló en su nuevo informe anual que el gobierno chino está violando sistemáticamente la libertad religiosa de los niños cristianos, los educadores e incluso el personal médico.


"Todos los maestros se ven obligados a firmar un compromiso de no creer en la religión y especialmente en el cristianismo. Y millones de niños cristianos chinos se vieron obligados a firmar un formulario preparado por el departamento de propaganda del Partido Comunista para renunciar públicamente a su fe", dijo Bob Fu, presidente y fundador de ChinaAid y miembro principal de FRC para la libertad religiosa internacional, en "Washington Watch".

Además de presionar a educadores y estudiantes para que abandonen su fe, el gobierno chino continuó llevando a cabo el tercer año de su "Plan quinquenal para la sinización del cristianismo", un esfuerzo por remodelar la fe cristiana en un molde socialista. Cualquier doctrina o práctica que no afirme la autoridad de la Parte debe cumplirse.
¿Cómo se ve la "sinización" de las iglesias? Bob Fu explica: "Entonces, eso significa que todas las iglesias tienen que instalar las cámaras de reconocimiento facial a la vuelta de la esquina en el púlpito y fuera de la iglesia para monitorear las actividades de todos.

Y eso significa que cada pastor tiene que pasar una prueba política para demostrar su absoluta lealtad al presidente Xi Jinping y su ideología, antes que su lealtad, dedicación a la Biblia y al Señor ".
Los esfuerzos del gobierno chino para diluir y destruir la integridad de la fe cristiana no solo han incluido el bloqueo de aplicaciones bíblicas y publicaciones cristianas en línea, sino también la eliminación de términos cristianos, incluso la palabra "Cristo", de los libros de las iglesias del Movimiento Patriótico de las Tres Autonomías registradas con el Gobierno.

En un libro de texto de la University of Electronic Science and Technology Press, administrada por el gobierno, John 8 está reescrito con un final extraño. En la versión bíblica, una mujer adúltera es llevada a Jesús, y sus acusadores preguntan si debería morir apedreada por sus pecados. Jesús dispersa a la multitud enojada con su respuesta: "El que esté sin pecado entre vosotros, sea el primero en arrojarle una piedra" (ESV).
La versión del Partido Comunista Chino dice que la multitud se va, pero Jesús le dice a la mujer: "Yo también soy pecadora. Pero si la ley sólo pudiera ser ejecutada por hombres sin mancha, la ley estaría muerta", antes de lapidarla él mismo.

"Interpretar" la Biblia a la luz de los valores socialistas no es una interpretación en absoluto, es deformar y deformar la verdad de la palabra de Dios. Esa es la intención del PCCh: señalar a la gente el poder del estado, en lugar de Dios.
El ex embajador general para la libertad religiosa internacional, Sam Brownback, dijo: "China está en guerra con la fe, pero es una guerra que no ganarán". Tiene toda la razón.
Bob Fu dice que incluso con una mayor intimidación y acoso por parte del gobierno, la iglesia china está experimentando un avivamiento. "Hemos visto, creyentes, que incluso después de ir a la cárcel, cantaban 'aleluya'".
Dice que los cristianos chinos a menudo ven sus sentencias de prisión como oportunidades para evangelizar sin las distracciones de la vida cotidiana. "Entonces, la prisión se convierte en una iglesia. Así es como ocurre el avivamiento. Creo que así fue como pasó de 1 millón de cristianos ahora a 100 millones de cristianos en China".

Mientras los creyentes chinos afrontan sus desafíos con gracia y fe, Bob Fu anima a los cristianos en Estados Unidos a mantenerlos en nuestras oraciones. Él dice: "Ciertamente necesitan nuestro apoyo y nuestra solidaridad. Debemos orar y recordarlos en la servidumbre como si fuéramos compañeros de prisión".


Publicado originalmente en Family Research Council; publicado nuevamente con permiso.

 

  Referencias -prophecynewswatch. Traducción al espanol Muniz y Rodriguez

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 Creo En Tí

Video Para el Día de Hoy  11 de abril de 2021.

 Una contribucion de:   Ericson Alexander Molano

 

 

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

La Piedra Tirada Sin Mano de Hombre Golpeó al Mundo Pagano Destruyendo al Imperio Romano y Produciendo Las Buenas Nuevas del Reino a todos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Enseñaza Diaria

Ilustración por Pixabay

 

EL CONSOLADOR

Como todo edificio seguro, primero se establecen o se echan los Cimientos para después poner todos los demás ladrillos. En la vida espiritual, es exactamente lo mismo, nuestro edificio o crecimiento espiritual se

debe edificar sobre los Cimientos o Fundamentos que Dios ha provisto para ello. Los Cimientos o Fundamentos,  son vitales para la seguridad del edificio; y si espiritualmente no los tenemos o echamos mano de ellos, entonces  nuestra vida o edificio espiritual no contará con la garantía de permanecer firme o de pie cuando vengan las tormentas,

los vientos y las lluvias (pruebas y adversidades); nuestro edificio o nuestra fe, caerá o se desplomará. Mateo 7:27

El Primer Fundamento es: La Sangre de Jesucristo , la cual se obtiene al momento de Aceptar o recibir a Cristo como Salvador Personal.

El Segundo Fundamento es: El Espíritu Santo, el cual trae a la vida del creyente una llenura en el momento que se recibe “El Bautismo con el Espíritu Santo” y cuya evidencia, es “Hablar Lenguas o Desconocidas”.

LEER MAS

 

 

Videos

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

PLENITUD DE LOS GENTILES

 

Hasta que haya entrado la plenitud de Efraín, luego todo Israel será salvo (vendrá el Mesías).

 

Ministeros Tiempos y Señales Presenta la Serie de Estudios El Corazón y su Naturaleza

6 Estudios  

        Temas:  Con Todo El Corazón      

          

                                6 Temas: Con Todo El Corazón                                     

 Haga Click Aquí para ver todos los estudios

     Vea los 6 temas en el orden

     Teología Práctica en la Web

 

 

Nada Que Ocultar

Pahola Marino

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Tiempo de Adoración

La Z™ - Música que llena tu vida™ desde Orlando Florida

 

Haz Click en el Radio para oir Música que Adora a Dios 

La emisora tiene su transmisión en el estado de la Florida en la ciudad de Orlando

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Rompe los cielos (Adriana Acosta y Veronica Rodriguez)

Alcantillo100

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

20 Alabanzas Cristianas de Nancy Ramirez

James J Poppe

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Referencias para estudios con definiciones y amplaciones proféticas

https://www.uniredbusiness.com/referencias-y-biblia

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

     Nuestros Editores Independientes Están Certificados Por Nuestra Administración y Autorizados

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna.

UNIRED

Evangelización Digital

CERTIFICACIÓN Emitida Para Paola Oñate Como Editora Independiente de UNIRED

Editora Independiente para UNIRED - Evangelismo Digital

Editora de Evangelismo Digital 

Paola Oñate

Director

Cristino Acevedo

Gerencia

M.Rodriguez

Contactanos en UNIRED

 

Resumen de Actualidad Mundo 2020 - 31 Unired Propósito Comunidad-Videos-Estudios Tiempos y Señales

UNIRED 

 

DONAR

CONTRIBUYA A LA DIFUSIÓN DIGITAL DEL EVANGELIO

Si le ha gustado el contenido de nuestra red

digital puede contribuir a la difusión del

evangelio con una donación. Su dinero será

destinado a la propagación del evangelio de Jesucristo.

 

Unired Presentación        Términos de Uso                Política de Privacidad          Contribuye      DonaciónContact Us

 

 Florida, Estados Unidos. UNIRED EVANGELIZACIÓN DIGITAL  

 

 

 

 

 



© TTWS